Cargando el buscador...

viernes, 3 de julio de 2015

LVI

Poder del pueblo
cuando los pueblerinos
se van del pueblo.

jueves, 2 de julio de 2015

LV

Tú, no es por nada,
te pareces mucho a...
¿cómo se llama?

miércoles, 1 de julio de 2015

LIV

Cara de pobre
en mis sueños, doctor.
La pesadilla.

martes, 30 de junio de 2015

LVIII

Los muebles flotan
en la tierra flotante.
Los años líquidos.

lunes, 29 de junio de 2015

LVII

Ahí va el valiente,
mirá cómo se aleja.
No volverá.

domingo, 28 de junio de 2015

LVI

El humano es
animal de costumbres
acostumbrado.

sábado, 27 de junio de 2015

LV

Despertarse y
como quien corta el césped,
regar cabezas.

viernes, 26 de junio de 2015

LIV

El perro habla
a ladridos; el hombre
ladra palabras.

jueves, 25 de junio de 2015

LIII

No oigo latir
mi cuerpo contra el tuyo.
Debo haber muerto.

miércoles, 24 de junio de 2015

LII

Cómo ser yo.
Paso único: ser
en construcción.

martes, 23 de junio de 2015

LI

Una escopeta
dispara siempre mal
acompañada.

lunes, 22 de junio de 2015

L

¡Quemad sus libros!
Que alta sea la llama
de sus verdades.

domingo, 21 de junio de 2015

XLIX

Estar aquí es
no estar pudiendo estar
contigo ahora.

sábado, 20 de junio de 2015

XLVIII

Esta es la granja
donde los cerdos siempre
están de acuerdo.

viernes, 19 de junio de 2015

XLVII

Los perros ladran
a su sombra si tienen
miedo al sol.

jueves, 18 de junio de 2015

Función de estatus


"La clave de la construcción del tipo de realidad social que me interesa - explica (John) Searle - es que los seres humanos tenemos la capacidad de imponer funciones a las cosas. El resultado es que esas cosas no pueden realizar la función sin la aceptación o el reconocimiento colectivo de que las cosas poseen una categoría.

Un ejemplo evidente es el dinero. Éste sólo funciona porque lo aceptamos, porque aceptamos como dinero esos trozos de papel y de metal. Difieren, por ejemplo, de un muro, toda vez que un muro puede ampliar su función en virtud de su estructura física: es demasiado alto para saltar por encima de él. Pero si trazamos una línea en el suelo y decimos "Esta es la frontera", la frontera sólo puede desempeñar su función si se acepta o se reconoce como tal. Digo que ésta es la clave para la comprensión de la realidad institucional: hay una clase de hechos objetivamente existentes en el mundo que sólo son hechos porque los reconocemos colectivamente como tales, y esto ocurre con los primeros ministros, los gobiernos, el matrimonio, la propiedad privada, las universidades, las cátedras, las conferencias y la lengua inglesa. Todas estas cosas son muy importantes en nuestra vida, pero todos son casos de "funciones de estatus", donde el hecho sólo puede desempeñar la función en virtud de la aceptación o el reconocimiento colectivo."

Fragmento extraído de Lo que piensan los filósofos


XLVI

Es periodismo
dar fe de la existencia
de otros ombligos.

miércoles, 17 de junio de 2015

XLV

Antes del mundo
sólo había amor y un
delantal sucio.

martes, 16 de junio de 2015

XLIV

De cuatro en cuatro
mienten, roban, despluman
votantes blancos.

lunes, 15 de junio de 2015

XLIII

En la estadística
habitan la verdad
y la tendencia.