Cargando el buscador...

martes, 9 de diciembre de 2014

Sé tú mi límite


La semana pasada tuve la primera clase de un taller de radio organizado por el ayuntamiento. El estudio en el que tenemos que realizar un programa es el mismo en el que hace ya algunos años estuve de prácticas.

El miércoles tuve la oportunidad de adelantar parte de mi trabajo y me quedé una hora grabando una de mis dos secciones, "Poesía eres tú", que ahora mismo estoy montando. Escogí a José Ángel Valente, y su poesía "Sé tú mi límite" para poner a prueba los micrófonos del estudio y mi propia voz.

Hacía bastante tiempo que no me sentía periodista. Aunque mis dotes vocales son mejorables, comparto con vosotros un adelanto del programa (que ya subiré cuando esté completo).

Espero que os guste.





martes, 2 de diciembre de 2014

Diferente


Heurística de la normalidad

Todos los animales son iguales
pero algunos animales son más iguales que otros
George Orwell


Ni los sabios son inmunes a la ignorancia
ebria en dirección contraria.

La lectura, el pensar, la palabra;
inversiones del alma que no desgravan
ni cubren el coste del mañana.
Algo, quizá, aligeran la deuda temprana;
tal vez, si acaso, ejercitan silencio y buen habla.

Cosas tristemente innecesarias
     para construir una casa,
          para pagar una casa,
               para derribar la casa.

Se aprende más de una bacteria
que de mil farsantes de izquierda-derecha-izquierda.
Se siente el calor de una estrella
cuando se apagan las velas...

... y la normalidad es de cera.

Los normales
     compran porque no tienen,
     conservan porque no venden,
     venden porque no quieren.

Normalmente, a los normales
no les gusta vivir
     viciando el aire,
     talando árboles,
     asfixiando mares.

Los normales sólo quieren ser más normales
que el salario mínimo
y los beneficios sociales.
Quieren ser plenamente normales:
rozar la exosfera con dedos de humo,
derribar un bosque de un soplido,
beberse el río de un trago
y recibir los elogios de sus normales.

El saber, sabiamente nos hace diferentes
a cada segundo, más ajenos, más distantes
de los maniquíes de escaparate.

Los diferentes no sueñan con ser normales,
aspiran, humildemente, a que sus diferencias
hagan a otros diferentes.


Spybook




Dentro de las redes sociales, Facebook es la más utilizada y, tristemente, la que menos se preocupa por nuestra privacidad.

Hay muchos motivos por los cuales esto puede ser así. El principal, obviamente, es que la pela manda; y si tuviéramos un montón de datos de muchos usuarios habría muchas empresas (y gobiernos) dispuestos a pagar por ellos. La decisión es una cuestión ética y moral que suele resolverse con la actualización de las políticas de privacidad. Es mucho más fácil decirle a 500 millones de usuarios "oye mira, que a partir de ahora, todo lo que has publicado en tu perfil y lo que publiques a partir de hoy, es 100% público, si no te gusta, te vas".

Sobre todo cuando ese "te vas" no te asegura que tus datos desaparezcan por completo. Se queda todo lo que publican tus amigos, incluidas las fotografías. Por no hablar de las bases de datos de los que compraron esos datos anteriormente. Directamente, en internet es imposible desaparecer. Y es mejor planteárselo así.

Todo lo que subas a internet, incluso todo lo que haya en un ordenador conectado a internet, es público. En el segundo caso, no es así por definición, pero si un mindundi puede robarte la contraseña del wifi con cuatro programitas, imagínate un gobierno o una gran empresa de telecomunicaciones.

Con la revolución de los smartphones, entendidos como ordenadores que llaman por teléfono, ha llegado una explosión de datos que se generan a cada instante desde nuestro terminal. En función del modelo suelen incorporar una cámara de vídeo, micrófono, GPS, giróscopo, termómetro, barómetro, acelerómetro,  brújula (magnetómetro), sensores de presión, de luz, de proximidad, de humedad, de huella dactilar... y otros sensores (más los futuros) que no son inútiles pero pueden utilizarse para monitorizar nuestro comportamiento, suplantar nuestra identidad o simplemente saber dónde estamos. En tiempo real.

No digo que no uses Facebook o que el resto de redes sociales no sean cotillas de más (especialmente las grandes), pero no te gustaría que alguien usara tus datos contra ti ¿verdad?





lunes, 1 de diciembre de 2014

Canto del bienaventurado (Fragmento)



"[…]

Krishna esboza un ligera sonrisa y se dirige al héroe abatido, inmóvil entre los dos ejércitos:


Te sirves del lenguaje de la sabiduría,
pero te afliges por estos cuerpos que no lo merecen.
El verdadero sabio no se apiada
ni de los muertos ni de los vivos.

Yo nunca he dejado de existir, ni tú, ni estos reyes.
Y todos nosotros seguiremos existiendo en el futuro.
El ser pasa de un cuerpo a otro:
tras la muerte del cuerpo, se encarna en otro cuerpo.

Como el hombre rechaza los vestidos usados
para ponerse otros nuevos,
el ser, sin cambio, abandona un cuerpo
para entrar en otro cuerpo nuevo.

Todos los cuerpos están así penetrados
por el Ser imperecedero,
el Ser eterno, el Ser indestructible,
el inagotable, el Ser sin fin.

Sólo los cuerpos son perecederos,
mientras que él, el Ser que mora en ellos,
es eterno, indestructible e infinito.
Lucha, pues, sin temor, Arjuna.

El ser no mata ni es matado;
el ser no nace ni muere;
no nacido, permanente, eterno, primordial,
el ser no perece cuando el cuerpo perece.

Las armas no atraviesan el ser,
y el fuego no lo quema;
el agua no lo moja,
y el viento no lo seca.

Quien conoce al Ser como indestructible,
como eterno, no nacido, inalterable,
ese hombre no mata, oh Arjuna,
ese hombre no hace matar.



- E incluso, aunque pensaras, según la opinión común, que el espíritu nace en el momento en el que el niño viene al mundo y muere en el instante del fallecimiento, incluso en este caso no tendrías que afligirte. Lo que nace está abocado a la muerte y lo que muere está destinado a nacer. ¿Por qué entristecerse entonces ante lo ineludible? Más vale pensar en Atman. Para los que lo ven, el Atman aparece como un prodigio; otros lo consideran como tal según los libros o por lo que han oído.

[…]

Krishna explica así a Arjuna el peligro de no dominar los sentidos; cómo estos perturban el pensamiento del hombre demasiado inclinado a las preocupaciones materiales. Krishna describe también la pendiente del envilecimiento humano: ¡aquel cuyo pensamiento está perturbado, cae en picado!


Si el hombre pierde el tiempo con los objetos de los sentidos,
poco después aparece el apego a ellos;
de este apego nace el deseo;
y este, frustrado, engendra la ira.
De la ira procede el error,
es decir, la falta de discernimiento.
El error debilita la memoria,
y de ahí viene el olvido de las enseñanzas que ayudan
a seguir el camino de la Virtud.
La mengua de la memoria arruina la razón,
que discierne entre el bien y el mal.
Si la razón desfallece, el hombre se ve privado
de toda aspiración hacia lo divino:
¡este hombre está perdido!


Krishna indica ahora a Arjuna cómo alcanzar la paz del alma, cómo ver claro por uno mismo:


Conoce la paz
quien se acerca a los objetos
controlándose a sí mismo,
sin amor y sin odio.

Para él, el final de sus males
reside siempre en la paz;
pues la razón, que domina el pensamiento
pronto aparece fundada-en-el-Conocimiento.

El hombre carente de estabilidad
ignora la sabiduría y la meditación;
y el que no medita no consigue la paz.
¿Cómo podría alcanzar la felicidad?

El pensamiento debilitado y sometido a los sentidos,
que saltan de un objeto a otro,
este pensamiento extravía el juicio del hombre,
como el viento que arrastra al barco mal gobernado.

Alcanza la paz, por el contrario,
quien recibe, sin inmutarse, todos los deseos
como el océano a los ríos.
El océano recibe aguas de todas partes
y, sin embargo, permanece inalterado.

[…]


Fragmento de El canto del bienaventurado (Bhagavad Ghita), extraído del Mahabarata.

La supervivencia en el ajedrez


ajedrez, supervivencia piezas ajedrez, fichas ajedrez, piezas ajedrez, chess

(Vía Know More)


Algunas preguntas son muy fáciles de responder, otras, no tanto. Pero qué dirías si te preguntan

¿cuál es la probabilidad de que cada pieza del ajedrez sobreviva a una partida?

Como aficionado, tengo que decir que no soy un gran jugador (veo mejor las jugadas del rival que las propias), me cuesta la vida jugar sin mi reina y nunca he resuelto un "las blancas juegan y ganan" del pasatiempos del periódico. Tampoco he entendido la solución... no hablo la jerga.

Pero internet es el lugar de las grandes preguntas y también, de algunas grandes respuestas. La pregunta se propuso en Quora (una especie de Yahoo Answer), y ojb500 se tomó la molestia de tomarse la respuesta en serio.

Lo primero es conseguir los datos: Million Base 2.2 es una base de datos de 2,2 millones de partidas de ajedrez disputadas en torneos, actualizada por última vez en enero de 2013. Lo segundo, programar el cálculo, algo un poco más complejo...

El resultado es esta imagen que viene a decirnos que:
  • más vale cambiar un alfil por un caballo... el primero tiene las horas contadas;
  • la reina no sobrevive ni a la mitad de las partidas y,
  • si por casualidades del destino, nos tocara jugar al ajedrez de Harry Potter, más vale ser el peón de la derecha. Casi tres de cada cuatro lo cuentan.

Global Fishing Watch




(Vía Flowing Data)

Ante la creciente problemática de la conservación de los océanos y la sobrepesca, llega a sus pantallas Global Fishing Watch, una herramienta que nos permite visualizar de forma rápida las principales áreas de pesca del planeta.

Los datos se obtienen gracias al Sistema Automático de Identificación (AIS), que permite geolocalizar cada embarcación por satélite en tiempo real.

Global Fishing Watch ha recopilado un total de 3.700 millones de posiciones de 111.374 embarcaciones distintas durante 2012 y 2013. Más de un Terabyte de información; aunque para el primer prototipo de visualización se recogieron 300 millones de posiciones de 25.000 buques.

El objetivo es detectar dónde y cuánto tiempo dedican estos barcos a faenar, por lo que se han reducido estos datos finalmente a 35 millones de posiciones de 3.125 embarcaciones distintas (una octava parte del total de embarcaciones), las que han podido verificarse de manera independiente, por lo que faltan bastantes datos para poder disponer de una versión realmente veraz de esta problemática.

En cualquier caso, destaca el rápido aumento de las actividades pesqueras a nivel global en apenas un año, especialmente en los océanos Pacífico y Atlántico.

Para disponer de estos datos, nos ofrecen varias opciones de descarga en función de la resolución:

En cada opción podemos ver varios vídeos, entre los cuales destacan dos mapas con la evolución desde distintas perspectivas: del océano Atlántico y del océano Índico; y un mapa donde se identifican las áreas protegidas y las zonas de pesca de buques de tres nacionalidades (España, Japón y Korea).

En el caso de los buques españoles, la pesca se concentra principalmente en el Océano Atlántico Norte y Sur, el océano Índico (Madagascar), las Malvinas, el océano Pacífico, al oeste de Sudamérica; y Nueva Zelanda. Destaca el incremento de las actividades en el océano Atlántico, el Pacífico Sur y el oeste del océano Índico.