sábado, 2 de abril de 2011

Tatatatata ta?



Dos bebés gemelos conversan
durante más de dos minutos.

Hacen movimientos, se alternan el turno de tatatá y se ríen. Algo que no es capaz de hacer la totalidad de los mayores y que parece de lo más simple. ¿Sobre qué hablan? Todas las opciones son posibles. Quizás era solo por tatatear un poco para establecer un primer idioma común entre hermanos, discutir la textura o la capacidad de absorción del pañal, o la maña de los papás para ponerlos (ahora que no nos entienden); improvisar una clase de ballet agarrados al tirador del horno, organizar una expedición para buscar el calcetín que falta, idear un plan para conseguir las galletas...

Los subtítulos no se han hecho esperar.

Derecho a ser social

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978

1. Se reconocen y protegen los derechos:

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

c) A la libertad de cátedra.

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

4. Estas libertades tienen su limite en el respeto a los derechos reconocidos en este Titulo, en los preceptos de las leyes que lo desarrollan y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall