martes, 27 de noviembre de 2012

Sanidad en venta



(Vía Toma la Tele)

Plan para la garantía de la sostenibilidad del sistema sanitario de salud de la Comunidad de Madrid



Rueda de prensa del Hospital Princesa (7 de noviembre)




Declaraciones de Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid (8 de noviembre)





Declaraciones de Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid




Me creo más la bata que la corbata.


¿Burbuja sanitaria?






Todavía no ha cambiado nada...


(Vía AFEM)



Y continúan planteando propuestas alternativas:




(Gracias Germán)

Capitalismo en acción

capitalismo, accionistas, capitalismo en acción

"Yo también odio ser un cabrón codicioso,
pero somos responsables ante nuestros accionistas."


Caso "Madrid Arena"

Han fallecido 5 jóvenes.

Los hechos ocurrieron durante una macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena, un espacio municipal que no cumplía con la normativa de seguridad vigente y sin licencia de funcinamiento.

Esta fiesta fue organizada por una empresa privada (Diviertt), que obtuvo una concesión del Ayuntamiento a través de Madridec (MADRID ESPACIOS Y CONGRESOS S.A.), una "sociedad mercantil municipal con la forma de sociedad anónima". Esta empresa disponía de un capital de casi 316 millones de euros repartidos en acciones, que en el momento de su fundación, eran todas propiedad del Ayuntamiento de Madrid.

Esta fue la primera versión de los hechos. Durante la fiesta, en el concierto más esperado y bajo presión, alguien encendió una bengala que provocó un intento de salir simultáneo de las miles de personas que se encontraban en el edificio. La consecuencia fue un tapón en las salidas y el fallecimiento de cuatro jóvenes. Una más aún permanece hospitalizada en estado grave. Pero no fue del todo así.



Ana Botella, alcaldesa (no elegida por los ciudadanos) de Madrid, prefirió viajar a Lisboa los días posteriores después de una fugaz rueda de prensa en la que anunció que nunca más volverían a organizarse macrofiestas en edificios municipales.






A su vuelta, la alcaldesa cesó por "pérdida de confianza" a José Rivero, consejero delegado y a Jorge Rodrigo, director gerente de Madridec. Aunque esto debería haber acabado con su propio cargo político, ya que según el artículo 11 de los estatutos de Madridec, dice:
"La Junta General es el órgano soberano de la Sociedad. Debidamente convocada y constituida decidirá los asuntos propios de su competencia. La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid asumirá las funciones y competencias de Junta General de la Sociedad. 
Será Presidente de la Junta General el Alcalde como presidente de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, y el Secretario el Concejal Secretario de la Junta de Gobierno, o quienes les sustituyan de acuerdo a lo establecido para el funcionamiento de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid. 
A la Junta General podrán asistir con voz pero sin voto los miembros del Consejo de Administración, el Gerente y otro personal técnico que ésta determine, a propuesta del Presidente o del Consejo de Administración".

También ha aceptado la dimisión de Pedro Calvo, hombre de confianza del anterior alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón (actual ministro de Justicia) y concejal de Economía con Ana Botella. Al mismo tiempo, ha sido tercer teniente de alcalde y portavoz del Grupo Municipal del PP, pocas horas después de ser imputado por el juez en el caso, Eduardo López Palop.





Con anterioridad a la comisión de investigación para esclarecer las causas, Ana Botella ha encargado a Concepción Dancausa, actual concejal de Hacienda y presidenta de la fundación Humanismo y Democracia, un informe. Dancausa fue responsable de Urbanismo la pasada legislatura, por lo tanto sus intereses pueden verse también afectados por el caso y por tanto, ponen en duda su imparcialidad.

El informe es este:


Aquí podéis acceder al resto de documentos que el Ayuntamiento de Madrid ha puesto a disposición de los ciudadanos, de muy recomendada lectura y con información de varios agentes implicados.

 El papel de la empresa organizadora no pudo ser peor, en este caso, la avaricia rompió el saco. El gerente de Diviertt, Miguel Ángel Flores, culpa a Madridec por la falta de seguridad. Según Diviertt, Madridec fue la encargada de realizar el cobro de diez euros a los que hacían botellón en la entrada del recinto para que pudieran acceder durante el concierto. Las cifras de asistentes son un dato aún por confirmar, aunque superan con creces el aforo permitido, es decir 0, por cuanto no disponía de licencia. Además, los 75 responsables de seguridad no eran profesionales.


Más vídeos en Antena3


Las familias de las víctimas en el Madrid Arena solicitarán la imputación de Antonio De Guindos, hermano del actual ministro de Economía y responsable de la Policía Municipal ("relegado" a consejero en el Canal Isabel II, el agua de Madrid) como delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Todavía se mantiene la comisión de investigación de lo sucedido y no parece que vaya a ser fácil conocer el problema de raíz.

El principal problema ahora es dónde empieza la negligencia de la empresa organizadora de la fiesta y dónde terminan las responsabilidades políticas que decidieron poner a disposición de Diviertt sin el control y la supervisión del ayuntamiento ni la sociedad anónima que ha servido como filtro para evitar la escalada de responsabilidades. Esto es porque fue Madridec la empresa que arrendó un edificio municipal a sabiendas de que no disponía de licencia y con un marcado interés lucrativo, no el ayuntamiento. Aunque sean los mismos.

No deja de ser curioso que pudiera llegar a darse el caso de que el ayuntamiento, si llegara a actuar como denunciante, también podría formar parte del delito, y que en caso de hacerlo, lo haga contratando a un grupo de abogados externos al ayuntamiento.
© Lo supe en cuanto te vi
Diseño de Maira Gall