domingo, 5 de septiembre de 2010

Comunicación cuántica

comunicación cuántica


"En el teletransporte cuántico dos fotones o iones (por ejemplo) están entrelazados de tal manera que cuando se cambia el estado cuántico de uno, también cambia el del otro, como si aún estuviesen conectados. Esto permite que la información cuántica sea teletransportada si uno de los fotones/iones es enviado a cierta distancia."

No consiste por tanto, meter una mano en el frigorífico y sacarla en el estante del supermercado; sino en un aumento en la velocidad de transmisión de la información: comunicación cuántica.

Además, el riesgo de que información sensible caiga en manos equivocadas podría ser eliminado por los procesos de la comunicación cuántica, que representan una seguridad sin precedentes.


Las primeras investigaciones con éxito sólo alcazaban unos pocos cientos de metros gracias a fibra de vidrio; en este caso, han sido necesarios "un semiconductor, un rayo láser azul, y un cristal de borato de beta-bario" para alcanzar la cifra de los 16 kilómetros, suficiente para establecer comunicación entre estaciones terrestres y satélites. "La fidelidad media lograda en el teletransporte fue del 89%."

Puedes acceder al estudio completo, aunque antes hay que registrarse a Nature Photonics, la revista en la que ha sido publicado.

Más sobre cuántica en Mundo cuántico (UAL).
---

Actualización:

No tengo los conocicmientos suficientes como para contrastar la siguiente información (publicada en 2007) con la actual, que ha sido anunciada por los medios como un gran descubrimiento sin precedentes:

Transmiten una comunicación cuántica a 144 kilómetros de distancia

¿Alguien podría ayudarme?

Salón

Para mí, mi blog es como el salón de mi casa. Invitas a personas, conversas con ellos y ellos contigo, les enseñas tus álbumes de fotos y veis alguna película juntos. De vez en cuando, con esas personas surge algo más que conversación, y es justamente cuando esas personas pasan a otras estancias de la casa, tal vez rincones más íntimos. Nadie está obligado a venir a casa, y los que vienen, lo hacen atraídos por distintos motivos, unos por el café, otros por la conversación.


(Vía Oloblogger)

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall