jueves, 17 de junio de 2010

Narración Transmedia y Convergencia de Medios

Texto escrito por Chris Arkenberg, co-fundador de Realidad Aumentada para el Desarrollo Campo, asesor estratégico para Hukilau e investigador visitante en el Instituto para el Futuro. En otros lugares: URBEINGRECORDED.

La narrativa en los medios de comunicación está experimentando un cambio en el modelo tradicional simple, de línea argumental lineal, hacia exploraciones más amplias en el mundo de la historia (no podemos estar de acuerdo con esta afirmación puesto que la línea argumental no ha sido siempre lineal).
Las narrativas se desarrollan dentro de contextos más amplios donde incluso los personajes terciarios pueden actuar como puntos de lanzamiento de nuevas tramas que profundizan en el universo de ficción. Éstas penetran en el mundo físico a través de las simulaciones de realidad en los juegos y las experiencias en plataformas convergentes (cross-platform) en las que participan directamente las audiencias, atrapadas por la historia a través de desafíos del mundo real. Los juegos de realidad alternativa (Alternate Reality Games) quizás no sean especialmente modernos pero están siendo más frecuentemente integrados en las producciones de franquicias a través de campañas transmedia en sitios web, acciones en dispositivos móviles, cortometrajes, novelas gráficas, videojuegos, música, o cualquier otro medio posible que pueda extender una historia.

Si bien gran parte de este cambio ha sido impulsado por la industria del entretenimiento, por lo general, antes de la ejecución de las campañas publicitarias las experiencias transmedia son, quizás, más convincentes como expresiones nativas de un universo narrativo completamente articulado. Este es el mundo de la construcción transmedia: crear un universo de ficción tan rico y completo que una multitud de historias entrelazadas pueden salir de él, tomando forma a través de la tecnología y los espacios sociales que compartimos. El videojuego nacido de un proyecto anterior (spin-off) se convierte en una oportunidad de ampliar la narrativa y crear una nueva experiencia. El sitio web se convierte en una migaja de pan en el arco de la historia que facilita un número de teléfono que nos traslada a un lugar de encuentro. La novela gráfica recoge la vida de un personaje terciario de la historia original. El público está invitado a participar en el despliegue narrativo.

Las piezas no son particularmente nuevas, pero todas están empezando a converger con las tecnologías que permiten estas experiencias. Lo más importante (y chocante) es que están convergiendo de una forma que pasa radicalmente el testigo a los creadores de contenido independientes, justo en el momento en que han sido completamente abandonados por los gigantes de la industria de antaño. Las principales productoras han dejado de lado o abandonaron sus casas de cine independiente y ahora se centran únicamente en los éxitos de taquilla. Los estrenos de Cannes, Sundance, y otros festivales de indie apenas están vendiendo a los estudios. Sin embargo, los creadores independientes pueden formar un estudio casero potente y conseguir cámara RED, o incluso una cámara Canon 5D mk2 para disparar y producir algo excepcional, auténtica obra. Y muy pronto el público controlará el acceso a esta masiva larga cola de contenidos directamente desde su sala de estar (y desde sus móviles, y ordenadores portátiles, y los quioscos, y radios de automóvil,...)

De hecho, el reciente anuncio simultáneo de Google TV y la nueva iteración de Apple TV anuncian la llegada definitiva de la televisión por Internet verdaderamente integrada. Esta es la próxima ola importante de convergencia. Estos dispositivos legitimarán plenamente el vídeo en la web, el preeminente dominio del cine independiente, la televisión, y el cortometraje -creadores del formato- y llevarlo directamente al salón de casa para el consumo masivo. Los televidentes podrán abrir chats en streaming, navegadores Web, contenido interactivo y encuestas de opinión mientras están viendo el contenido de YouTube, Hulu, Vimeo y cualquier otra persona que esté subiendo contenidos a la nube. Los proveedores de contenido se agarrarán a los análisis de fondo, a gestionar la colocación de anuncios, y al fomento de los desafíos interactivos directamente a los espectadores. La convergencia de Internet y la televisión será radicalmente disruptiva.

Las grandes productoras están luchando por el control de este espacio. Van a seguir defendiendo los viejos modelos y cojean con trucos de taquilla como las películas "3D" mientras los innovadores nuevos medios de comunicación estarán averiguando cómo utilizar los Kinect de Microsoft y la realidad aumentada y geolocalización para extender el alcance e impacto de su contenido. Los nuevos modelos de crowdfunding y colaboración llevarán al público a la producción, y los creadores empujarán su distribución a través de iTunes, Netflix, torrents, y el emergente conjunto de los web hosts independientes.

Cualquiera que sea el papel de los Viejos Medios de Comunicación en el futuro, los creadores independientes jugarán un papel mucho mayor en el nuevo paisaje mediático.


Texto original: Transmedia Storytelling and the New Media Convergence
Traducción al español y enlaces: Francisco Fernández.

Espero que os haya parecido interesante, si queréis abrir un debate en base a este artículo, es algo sobre lo que ya había teorizado antes de conocer este artículo. Es más, añadiría que en el futuro las cadenas de televisión serán productoras cuyo (quizás único) producto estrella sean los informativos, y en productos de ficción entrarán en competencia directa con el resto de cadenas a nivel mundial (desarrollo del doblaje y los subtítulos) y con la misma audiencia ¿cómo lo ves?

¿y qué crees que pasará con el límite de publicidad de 12 minutos por hora?

© Lo supe en cuanto te vi
Diseño de Maira Gall