miércoles, 28 de julio de 2010

Cables


Si una máquina es capaz de pedirte que no la apagues y además comprende lo que eso significa… creo que no deberíamos hacerlo.

Larry Yaeger, prof. Universidad de Indiana asesor en la saga Terminator.

Vía (Amazings)

Toros

No se celebrarán más corridas de toros en Cataluña a partir de 2012. El recuento se resume en 68 votos a favor de la abolicion, 55 en contra y 9 abstenciones.

Es la segunda Comunidad Autónoma que lo prohíbe después de Canarias, donde fueron abolidas en 1991 con el respaldo del Partido Popular; el mismo partido que propondrá una abolición para anular la prohibición.

Los toros...

Es curioso cómo un animal ha generado tal debate en torno al carácter cultural de nuestro país. Si es justo que sea así o no, es algo que desde los inicios del debate negocio-tradición-tortura cada cual ha argumentado abiertamente, sea cual sea la posición.

Que es un acto de tortura es incuestionable. Que es un negocio, también.

Que forme parte de la tradición es algo que me sobrepasa. Tengo 21 años y nunca he ido a una corrida de toros, pero de pequeño los veía por la televisión con mi abuela. La tradición es algo que viene de lejos, que une emocionalmente a varias generaciones y conforma una característica propia de un grupo por grande o pequeño que sea. De esta forma, una tradición puede ser jugar al parchís o salir al portal a charlar con los vecinos las noches de verano. Pero las tradiciones cambian, aparecen las videoconsolas y los pisos dividen las relaciones vecinales por plantas, no por biografías.

Las tradiciones caducan, y algunas matan. Así es la economía de lo fugaz.

Enrique Romero, presentador de "Toros para todos", fue entrevistado hace ya algún tiempo por Jesús Quintero en el programa "Los Ratones Coloraos". En esta entrevista se muestra el amor por este animal de un hombre que ha dedicado su vida a los toros.

Es una pena que el vídeo se haya sido suprimido de Youtube: “Este vídeo incluye contenido de Radio Televisión de Andalucía, que lo ha bloqueado por motivos de derechos de copyright”. Es una gran entrevista que no he conseguido recuperar aún.

Pero, para ver qué argumentos se ponen a favor de la tauromaquia, en 2008 la organización Mesa del Toro, integrada por asociaciones relacionadas con la industria del toro, elaboró un Manifiesto a favor de la Tauromaquia en Cataluña, apelando a la intención de "eliminar rastros culturales españoles, sirviendo de esta manera a una estrategia de diferenciación, a través de la destrucción, que empobrece y aísla una cultura admirable como la catalana, en la que la Tauromaquia lleva siglos instalada."

Por otro lado, David Nuevo, activista de Equanimal, nos cuenta en el mismo programa su "salto al ruedo" en las Ventas, junto a cinco compañeros, por la abolición de la tortura; su experiencia con los toros, las razones por las que está en contra del "arte de la tauromaquia". Esta entrevista, paradójicamente, sí se encuentra disponible.




Pero lo realmente triste de todo esto es que, a mi modo de ver, es la industria de la tauromaquia la que sostiene en gran medida la supervivencia del toro. Es cierto que afirmar que no habría toros sin la industria del toro equivale a decir que sin cazadores no habría perdices, o que no existirían elefantes sin el negocio del marfil. Pero su supervivencia está asegurada. Nunca llegaría a ser una especie en peligro de extinción.

Cuando la metrópoli se expande hacia el campo absorbe otros ecosistemas, y los terrenos que hoy en día se emplean para que el toro campe a sus anchas hasta el día de la corrida se utilizarían para ganar dinero de otra forma: agricultura, ganadería o urbanizaciones. Cada centímetro del planeta tiene propietario, y ningún toro puede abrirse una cuenta en el banco.

El cariz político del asunto es fruta de otro árbol, así que no me queda más que sentirme triste al pensar que ojalá el ser humano disfrutara torturando a todas las especies del planeta, a todas y cada una, porque la única forma de que sobreviva una especie es con un nombre bonito, convirtiéndose en un símbolo que apele a las más bellas emociones, siendo portadores de un carisma enternecedor; y sólo el dinero y el conocimiento ofrecen la visibilidad necesaria.

Los documentales de la 2 necesitan curiosidad, tiempo y memoria; y el precio de dos orejas y un rabo llena el estómago de nuestros hijos a cambio de sudor y sangre ¿Sería tarde para encontrar otro trabajo? ¿Imaginas un toro en un zoo?

El debate está servido.

Nómadas



Un mundo de ceniza.

Inmaterial

"hablar de la cultura de hoy sería hablar de capitalismo cultural, es decir, de una rama de la economía que ya no produce tanto objetos (sean pinturas, esculturas o grabados) como conocimiento, afecto, experiencia. Es decir, el capitalismo cultural opera sobre una economía desmaterializada, fundamentalmente simbólica o afectiva.

(...) lo que se venía entendiendo como arte va a pasar a mostrarse como acontecimiento y no como la concreción material del Espíritu o de la identidad de un pueblo o de la belleza".



Extraído de "Otra cosa: artes visuales y convergencia tecnológica"; publicado en Revista de Occidente, Febrero de 2009 (pág 39)

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall