viernes, 1 de abril de 2011

Cosa

Cosa

La cojo de la mesa,
la revuelvo entre mis manos, juego a enredarnos
y se me resbala
¡paf!
Contra el suelo.

La recojo
y la dejo sobre la estantería
con los dedos manchados,
marcado
por un trágico número de preso.
Se queda quieta,

ni una sonrisa.

Pasan los amaneceres
y las lunas frente a sus ojos
irrepetibles veces.

Sigue ahí, mirándome,
sin darse por aludida,

ni una tristeza.

Me acerco,
permanece,
la acaricio
como un suspiro de ostra
sobre perla.

La observo
y me recuerdo en primavera.

No dice nada,
no se mueve,
sólo renace del polvo,
llena el espacio
con su aroma a nostalgia.




SpNt2005 - 10/2/11

Pagarán

David Schlesinger, editor jefe de Reuters News (Agencia Internacional de Noticias).

The rules of today’s journalistic world are these:

Knowing the story is not enough.
Telling the story is only the beginning.
The conversation about the story is as important as the story itself.
The more you try to be paternalistic and authoritative, the less people will believe you.
The more you cede control to your audience, the more people will respect you
The more you embrace new technology as a platform, the more your ideas will compete.
The more you abandon the faceless and characterless, the more you can set the agenda
The more you look beyond the story for connections, the more value you will have.
And if you have value and no one else does, you will get paid.
Simple? No.
But it is exciting and transforming.


Las reglas del mundo periodístico de hoy son estas:

Conocer la historia no es suficiente.
Contar la historia es sólo el comienzo.
La conversación sobre la historia es tan importante como la historia en sí misma.
Cuanto más control cedas a tu audiencia, más personas te respetarán.
Cuanto más abraces la tecnología como una plataforma, más de tus ideas competirán.
Cuanto más abandones tu rostro y carácter, más podrás establecer la agenda.
Cuanto más profundices en la historia para establecer conexiones, más valor tendrá.
Y si tiene valor y nadie más lo hace, te pagarán.
¿Simple? No.
Pero es excitante y transformador.

(Vía Soup a través de Clases de periodismo)

(Traducción propia)
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall