lunes, 9 de mayo de 2011

Cristina Peregrina

De Hierro 2 (2010). Más poemas.

Más

El que no se atreva, por favor que no me bese
que después de un beso, querré otro,
y luego más, más labio, más boca,
más silencio, más que te derrames por entero,
que escurras en mí hasta la última verdad
más que te desvivas por mi lengua
y la tumbes en la orilla
de tu labio, de tu boca, de tu mar,
más sal... que haya sed,
más de una lengua por beso.
Que haya más,
más valor al besar
más
nada
más.
Por favor,
que no me bese nadie. Si no se atreve.




Asiento

"...sonrieron felices junto a la ventana su último amanecer". Unas gotas cayeron sobre el papel y expandieron levemente la tinta. Se quedó mirando el punto final, sin levantar la cabeza. Había terminado aquel libro pero nadie a su alrededor lo sabía, ni dos asientos más allá ni en Indochina. Siguió llorando como si no terminara la página, la página, el adiós, dando saltos entre párrafos de una tragedia tan insignificante como ella. Detenida en los puntos al corto espacio, con seis o siete gotas más salado, lo cerró. Cuándo volvería a abrirlo,... lo cerró y bajó del vagón secándose los ojos y desaparecer.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall