sábado, 15 de marzo de 2014

El libro que debería leer todo el mundo


Una vez pensé escribir un libro que debería leer todo el mundo. Entonces empecé a recordar los libros con semejante objetivo: la Biblia, el Corán, Mein Kampf... y mejor no lo escribo.

Palmados


Amor entre manos

Al acertar es imposible escoger lo heredado,
señalar el amor que nos viene encontrado.
Cuántos dedos son, sin haberlos tocado,
meses que el mar deshizo en naufragios.

Cinco espigas hornadas al verano,
agitadas al viento y flotando,
quedando y migrando
al sur de los delicados años
en boga destreza de estados.

Es tú, tacto
tan similar y adverso,
tan certero y contrario.
Sólo tú, los lados
anversos de esta piel
de cambiantes abstractos.

Es esa mano alzada dibujando
a futuros en este teatro
de recorridos palmados.
Siamesa suavidad de esfera
que no aflige y adora los pasos
hacia lo ajeno y cercano.

No estamos ofrenda ni premio.
Son las manos,
éstas, tan así, las solas saben
cómo cercarnos.



SpNt2005 – 14/3/14

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall