sábado, 12 de febrero de 2011

Criptoicónica

leonardo da vinci, criptoiconica, da vinci, hipertexto
Hace ya bastante tiempo, escuché de Miky que Leonardo Da Vinci había cifrado sus trabajos, y era muy difícil descubrir todo lo que inventó. Ya saben, una máquina para volar, máquinas de guerra, una especie de automóvil e incluso un robot.

Fue el primero en aplicar a la estructura de una máquina "el concepto de módulo, por medio del cual descomponía la máquina en sus elementos, entendiendo cada uno de ellos como un objeto en sí mismo, reproducible y susceptible de ser empleado de manera diferente en diferentes contextos. Gracias a esta innovadora concepción de la máquina como un objeto-proyecto Leonardo es capaz de ocultar los planos de sus inventos, diseminando cada uno de sus elementos en dibujos distintos sin numeración, y dispersos en diferentes páginas, tan numerosas que aún hoy para reconstruir el proyecto completo de un invento es absolutamente necesario el concepto de hipertexto."

[...]

"De este pasaje resultan interesantes para nuestro discurso sobre la “criptoicónica” posible de Leonardo al menos cinco cosas: a) la sensación de desorientación del observador, propia de quien se encuentra ante una visión caótica e insensata; b) la confusión de las piezas (en las criptografías se mezcla el orden de los componentes del significante de manera que se oculte el significado); c) la imposibilidad de dar una dirección a las piezas mismas para lograr identificar su función e identificarlas como tales; es un procedimiento que pone en dificultades la percepción del observador a través de la falta de orientación de la imagen, lo que implica por parte de Leonardo un profundo conocimiento del espacio, bidimensional o no; d) la dispersión de las piezas irreconocibles por folios diversos. El procedimiento, mutatis mutandis, se parece al de quien, al querer esconder una frase, como por ejemplo: "En la mitad del camino de nuestra vida / me encontré por una selva oscura", la repartiera por cuatro folios distribuyendo una palabra en cada folio de la siguiente manera:

en de encontré - mitad nuestra por - del vida una la - camino mi selva
oscura camino - que era - extraviada - directa


Una vez mezclados los folios, modificando su orden secuencial, la reconstrucción de la frase se vuelve de verdad muy difícil. Teniendo en cuenta, si se quiere hacer una comparación más adecuada, que los cuatro folios se eligen de entre 5.000 (cuantos son los escritos por Leonardo) y que los elementos particulares, las palabras, no siempre son reconocibles.

Y por último, e) la imposibilidad de encontrar un principio, o más bien el tema sobre el que se está tratando, escondiendo el sujeto o proyecto principal.

Si lo que distingue un dibujo es su evidencia, a través del proceso descrito Leonardo logra obtener justo el efecto contrario, el ofuscamiento de la perspicuidad, de la claridad, esto es, de la cualidad principal de una imagen."



© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall