jueves, 30 de diciembre de 2010

Enlaces internos

telar, enlace interno blog
Estoy de vacaciones. Sigo con una larga lista de tareas a las que no le dedico demasiado tiempo porque soy feliz. Me gusta estar con mis amigos. Así que, como no hay cosa más fácil, y por ahora se ha escrito poquito... voy a hablar del blog.

Blog



Simplificando, un blog es una página web que estructura los artículos/post/entradas cronológicamente, de forma que siempre aparece la última actualización en la parte superior de la pantalla.

Esto lo diferencia de un sitio web, que por lo general es un escaparate de enlaces con (o sin) contenido informativo que puede ser fijo o variable. La mayoría tiene un texto introductorio y profundizamos en el contenido a partir de categorías/secciones gracias a enlaces a otras páginas del mismo sitio web (en la última parte le dedicaremos más atención a esto).

La principal ventaja de los blogs es su organización lineal y su diseño simple, dividido en partes fácilmente reconocibles. Nuestro trabajo es entretejer la información para que el blog pueda seguir aprovechando sus ventajas "de actualidad" sin perder su tamaño real. Todo lo que contribuya a permitir acceso a los artículos anteriores va a hacer tu web más fácilmente navegable.

Enlaces internos en blogs


La mayor parte de lo que publicas tiene que formar parte de un todo.

Es importante para los usuarios nuevos, los recurrentes y para ti que seas capaz de jerarquizar unos temas sobre otros y profundizar en las posibilidades de acceso a mayor información sobre un tema determinado. Para mí, la relación es la mejor forma de organizar las cosas.

Trato de crear un concepto de "entradas relacionadas" directamente con el lector, pero con un significado concreto en función de su posición en la web y del contenido del que venga o no acompañado.

La mejor forma para relacionar varias entradas son las etiquetas/tags (Siluetas), que permiten relacionar varias entradas a un tema común. Blogger da la posibilidad de que aparezcan todas o unas pocas. En mi caso, he mantenido las meramente estructurales, ninguna temática, que se mantienen al pie de cada entrada. Además, las etiquetas son interpretadas por los buscadores como una palabra clave (cosas de SEO).

Otras secundarias son Archivo (abajo a la derecha), que organiza las entradas por meses y permite al usuario hacer un repaso rápido por la trayectoria, el ritmo de publicación en el blog y las publicaciones del mes de forma rápida y sencilla; y la barra de Wibiya (abajo), que entre otras opciones, organiza el contenido en una línea de tiempo (Timeline) y permite ver los titulares de las entradas más recientes. Hace que la web tarde un poco más en cargar, pero bueno...

Y por último, las tres "páginas más leídas esta semana". Elabora titulares en función de vuestras visitas y es una forma de comunicación. Tú con el visitante anterior, yo para saber qué contenido es el protagonista.

Lo que te ayudará a saber si tus esfuerzos están dando resultados es el promedio de páginas vistas por visitante. Si el contenido es bueno, tendrás cifras capaces de sorprenderte.

(Actualización 1/2/11):

El último avance a este respecto ha sido "Quizás también le interese"; en la parte inferior de cada entrada. Hacerlo es muy sencillo. Además, con la plantilla de diseño de HTML se puede determinar si aparece en la página principal (por defecto) o sólo una vez se haya accedido a una entrada. Desde el mismo programa se puede elegir cuántos enlaces aparecen a pie de entrada, entre uno y cinco.

Diferencias entre sitios web y blogs


En base a mi experiencia con la página de lavidaencorto.com (un sitio web ahora mismo fuera de servicio y propio de mis inicios como director), pude establecer estas diferencias entre sitios web y blogs en cuanto a su sistema de organización a través de enlaces.

En el sitio (lavidaencorto), el modo de publicar contenido era a través del Fillezilla, un programa de FTP. Tú contratas el espacio que almacenará tu web a una empresa de servidores, ellos se encargan de que mucha gente pueda meterse en tu web al mismo tiempo. Los contratos más baratos incluyen límites de tráfico. Sólo te dan el soporte.

La web es una casa. Para que nos hagamos una idea, tienes que construirla pieza por pieza escribiendo código. Cada habitación es una página completa. HTML es el lenguaje de programación más básico, se puede aprender con el bloc de notas (en eso me entretenía yo conectado a 52 kb/s). Cada página es un archivo independiente, por lo que la organización de estos enlaces/pestañas se realiza escribiendo la ubicación de la página dentro de las carpetas.

Un ejemplo simple es el siguiente.

La URL del sitio web es: "http://megusta.com"

Cuando accedemos a un enlace interno de esa carpeta, la URL cambia a esta forma: "megusta.com/quienessomos". Esto significa que hemos accedido a un archivo dentro de una carpeta dentro de "megusta.com", en la que se encuentra el archivo que es la página web que estamos viendo en nuestra pantalla escrita con cualquier lenguaje de programación para la edición de webs.

A diferencia del sitio web, el mecanismo de enlace de un blog es automático. Mantiene una jerarquía en carpetas en función de su fecha de publicación y nombre (/2010/10/quienessomos.html), pero entre las publicaciones que sólo aparecerán en el espacio en su módulo independiente. Un blog es una casa multifunción.

Para publicar, el usuario sólo tiene que agregar un título y contenido, el sistema de gestión de contenidos (CMS), mientras que para un sitio web, hay que crear un nuevo archivo para colocar una página donde publicar algo nuevo.

El sistema de gestión de contenidos, para los blogs, es un software de publicación de contenidos prediseñado por la empresa que ofrece el servicio: Blogger, Lacoctelera, WordPress, Blogia,... hay muchísimos; también hay sistemas para foros, wikis, plataformas de enseñanza online,...

El CMS da muchas posibilidades de personalización gracias a los módulos (widgets), aunque siempre serán más limitadas que en el caso de los sitios, que pueden utilizar códigos desarrollados con lenguajes de programación más modernos. Flash o HTML5, por ejemplo; aunque Flash no es interpretado por los robots (SEO otra vez).

Por otra parte, también han aparecido sistemas CMS incluidos con el servicio de alojamiento de sitios web, que permiten mantener una estructura fija sobre la que el contenido puede ir variando, también a través de FTP (Joomla), no del navegador web (Explorer, Mozilla,...), que en el caso de los blogs actúa de intermediario.

El código de diseño del blog (template) te lo puedes descargar gratis de internet, saber lenguaje de programación te ayudará a hacer cambios en el aspecto del blog.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall