sábado, 4 de septiembre de 2010

Capilla Sixtina



Para verla en pantalla completa, hacer click sobre la imagen con el botón derecho y seleccionar "Fullscreen"

(Vía El Gurú Informático)


La Capilla Sixtina, se puede decir de todo pero basta con contemplarla.

Según un artículo publicado hoy en El País:

De momento, los daños no se aprecian, pero las causas están claras, según el diagnóstico del director: una excesiva presencia humana, un inadecuado control climático y una insuficiente eliminación de los contaminantes. Problemas fáciles de resolver, si no fuera porque, según fuentes vaticanas citadas ayer por el diario La Stampa, el mantenimiento de la Capilla Sixtina requeriría "mayor atención por parte de los responsables financieros de la Santa Sede". El argumento de la falta de fondos suena raro. Si se multiplican los 15 euros que cuesta la entrada a los Museos (y dejando aparte los cuatro euros extra que vale reservar por Internet) por los 7,3 millones de turistas que, según Paolucci, entran cada año, resulta que el Vaticano ingresa 109 millones de euros anuales por ese concepto.


Somos una plaga, debemos admitirlo. Sólo hay que cambiar de perspectiva para darse cuenta.

Es hermoso, pero la telepresencia nunca será mejor que estar allí (aunque no he estado nunca); quizás lo sepas todo sobre Miguel Ángel, vida, obra; "... pero tú no puedes decirme cómo huele la Capilla Sixtina."

El arte puede resultar caro, pero por suerte no tiene precio.

Canto


El ave lira, originaria de Australia, habita los bosques de Victoria y de Queensland.

La virtud de esta especie consiste en ser capaz de imitar casi ualquier sonido. Un 80% de los graznidos que emite son de otras especies, unas 20 especies de aves distintas. Pero, además, es capaz de imitar sonidos artificiales: cámaras de fotos, motosierras, el frenazo de un coche...

Nuestra curiosidad ha llegado hasta sus oídos.

Me parece triste. Imitar un sonido más no debería influir en su forma de vida, lo de la cámara de fotos resulta gracioso (uno se imagina allí al típico turista con su gorrita y su cámara de usar y tirar con la cinta al cuello); pero me pone los pelos de punta que sepa imitar una motosierra... Conoce el rugir de su verdugo.

(Recordado gracias a La Reserva)

Reza Dolatabadi

Khoda from Reza Dolatabadi on Vimeo.

"¿Qué pasa si miras una película y cada vez que se pausa, te enfrentas a una pintura? Esta idea inspiró a Reza Dolatabadi a hacer Khoda. Más de 6000 pinturas fueron producidas con esmero durante dos años para crear una película de cinco minutos que cumpliera sus altas expectativas personales. Khoda es un thriller psicológico, un proyecto estudiantil que fue visto como una "misión imposible" por muchas personas, pero finalmente ¡ha sido posible!"

Más vídeos suyos.

Reencuentro

Mañana cambiaré otra vez de paisaje.

Las clases comienzan el lunes (6 de septiembre) y uno debe hacer acto de presencia como buen interesado en aprobar. Los últimos dos años llegué al curso con una semana de retraso (no me gusta perder el tiempo) y no me fue tan mal. Los profesores no me conocían y los límites de entrega de las fichas con la información del alumno, yo en este caso; llegaron a ponerme nervioso, pero el resultado fue positivo. Por suerte, Riki y Carlos contaron conmigo para hacer los trabajos en grupo (muchísimas gracias).

Por una parte, este ha sido de los mejores veranos de mi vida, he aprendido mucho. He terminado el libro, aún sigo a la espera de recibir el ejemplar de prueba (acabaré pidiendo otro); he conocido paraísos y he construido un sueño en mi cabeza que hasta ahora es simplemente eso, el sueño. He pasado la mayor parte del tiempo con la gente a la que quiero aunque sé que nunca será suficiente. Este blog forma parte de mi dedicación a las personas que quiero. Sé un poco mejor quién soy, conozco el siguiente paso: seguir.

Por otra parte, vuelvo a la gran ciudad, a la contrarreloj, a aprender más sobre lo que me apasiona: periodismo y cine. Volver a ser el compañero del final de la clase, el nadie-sabe-por-qué representante de alumnos de Facultad (ni yo sé por qué me meto en estos fregaos) y a la información crítica constructiva. Vuelvo a la aventura aún en busca de un compañer@ de piso (216 más gastos, metro Oporto). El octavo en tres años.

El reencuentro está empezando a ser algo cotidiano. Pero no importa, me gustan las batallitas y los abrazos.

Cascada

Arroyo

Ojalá mi forma
no hiciera de la fragilidad
algo imprescindible.

Significados forman corriente de agua,
atraviesan un arroyo desconocido,
arrastran las piedras del fondo

y arena

difícil de cristal.

Intento un delta en el aire,
una cascada
de espuma dorada,
para que te bañes,
ahogarme en una bocanada de aire.

Ojalá no fuera la duda,

la certeza
mar
sea lo que me asalta por las noches.
© Lo supe en cuanto te vi
Diseño de Maira Gall