sábado, 8 de octubre de 2011

Teremín



(Vía Alt1040)



Empezando por una traducción propia del inglés; el teremín (o themerin) fue inventado en 1919 y se convirtió en el primer instrumento musical electrónico que tenía una carrera en el siglo XX. Aunque ese no es su principal logro, todavía el único instrumento que puede ser tocado sin ningún contacto.

Los tereministas mueven sus manos cerca de dos antenas. La proximidad de la mano derecha a la antena vertical cambia el campo electromagnético, cambiando el timbre del sonido, que depende directamente de los componentes armónicos que acompañen al tono fundamental y de la forma en que la distribución espectral varíe en función de la altura de la nota, superando seis escalas. Cuanto más cerca esté la mano de la antena, más agudas serán las notas y cuanto más lejos más graves. La mano izquierda controla el volumen, cuanto más arriba más alto.

Su sonido, rodeado de ese halo de misterio que ha sido tan explotado en el cine, puede recordar al violoncelo, al violín, una flauta, incluso la voz humana (en la mitad superior de la tesitura).

Su funcionamiento es muy simple. Léon Themerin, su creador, lo describe de la siguiente manera:
"Se obtienen fácilmente sonidos de tono variable utilizando una corriente alterna de frecuencia también variable. Se coloca una pequeña varilla vertical a modo de antena, lo que genera ondas electromagnéticas de muy débil intensidad alrededor de la misma. Estas ondas tienen una longitud y una frecuencia definidas: la aproximación de una mano, que es un conductor eléctrico, altera la configuración del campo electromagnético que rodea a la antena, cambia su capacitancia (una medida de su capacidad para almacenar carga y energía potencial eléctrica),y por lo tanto, afecta la frecuencia de la corriente alterna generada en el instrumento. De esta manera, se produce una suerte de "toque invisible" en el espacio que circunda la antena, y, de la misma manera en que en un cello la presión de un dedo sobre la cuerda produce un sonido tanto más agudo cuanto más se acerca el dedo al puente, en el theremin el tono se incrementa cuanto más se acerca la mano a la antena. Del mismo modo, la intensidad del tono cambia al aproximar una mano a la otra antena, de forma circular, alrededor de la cual se forman ondas electromagnéticas siguiendo el mismo principio. La aproximación de una mano produce un cambio en la intensidad de la corriente alterna que produce el tono. Así, levantando la mano por encima de la antena horizontal en forma de anillo la nota crece en volumen, mientras que bajando la mano por debajo de ella se hace más débil, hasta morir en el medio del más suave pianissimo".


teremin, theremin


Algunos ejemplos:








(Vía Alt1040)


Si te interesa aún más, un manual/ensayo de 20 páginas con ideas para utilizar el theremin de modo no clásico, "incluye observaciones de utilidad para cualquier thereminista, sea cual sea su estilo".
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall