domingo, 2 de enero de 2011

Engarce

Es un buen momento para mirar el Archivo. Sólo se puede leer Teletrabajo (uno de mis propósitos para el resto de mi vida que intentaré conseguir este año) y esta entrada que aún no tiene título.

Justo encima, 73 entradas de 2009 y 526 del año pasado. Más de 600 en total. Menos mal que dije de ponerme serio en verano del año pasado... A partir de entonces, de 3 a 5 entradas al día. Ahora, con más proyectos en la cabeza, me conformo con más de 30 entradas al mes, aunque llego a la media de casi dos al día.

Es mucho tiempo escribiendo, sin embargo, no se ve nada. Sólo Teletrabajo y esto. Si no estuviera la cifra entre paréntesis, más de medio año de mi vida desparecería de un plumazo. Es extraño pretender ser bloguero, después de un trabajo apasionante, busco en el análisis web y miro a los ojos a una cifra. 30, 8, 14, 2,... y todo se convierte en una farsa. Es todo, pero insuficiente, y pretendo más visitas con más dificultad ante la sorpresa, y a veces me cuesta encontrarla o argumentarla. Cada vez necesito aprender más antes de publicar, y el planeta tarda siempre lo mismo en girar sobre sí mismo.

Acta Verbum y el SEO dependen de amigos, debo confiar en ellos, espero que ya sepan que no me gusta pedir, sobre todo cuando no puedo aportar más. Por mi parte, seguiré escribiendo, es lo único de lo que puedo estar seguro. Tememoroso siempre de que, quizás, no sea suficiente. Sólo puedo seguir escribiendo.

Feliz año nuevo.

Teletrabajo

Lo reconozco, soy vago.

Y casero hasta cierto punto. Me gusta estar cerca de los que quiero.

Si tuviera 15 años todos lo entenderíais, soy un jovencito que lleva una mochila cargada de libros. Pero mantener una hipoteca y seguir llevando mochila es algo que se prevee como algo complicado.

Ya mencioné anteriormente que Google deja un 25% del tiempo laboral de sus empleados para proyectos personales. Pero claro, Google es una empresa particular, todos conocen los jardines a los que se enfrenta un programador cada mañana.

Aún así, en mi caso me he propuesto el teletrabajo como la mejor opción.

Esta chara a cargo de Jason Fried, titulada ¿Por qué la gente no hace su trabajo en el trabajo? es bastante ilustrativa, su respuesta: las interrupciones involuntarias.¿Sabemos realmente que es una oficina?





Según un estudio elaborado por oDesk, un mercado (marketplace) para equipos de trabajo online, estos serán los puestos de trabajo más solicitados en 2011. Bueno, los que pueden realizarse desde casa:


teletrabajo
(Vía ReadWrite)

En su informe del último mes del año, manejaba una base de datos con 890.000 contratantes y 220.000 empleados. El servicio tiene más de un millón de usuarios y gana más de 12 millones de dólares al mes.

Sus predicciones para 2011 son:

- El trabajo online continuará duplicándose año tras año, mientras el empleo local no repercuta en los niveles previos a la recesión (pre-recession levels).

- En el próximo año, más de 500.000 empleados trabajarán en sistemas de trabajo basados en la nube por primera vez, incluyendo el 25% de la Fortune 500 (top 500 en el ránking de empresas de la revista económica).

- El número de personas que sólo tengan como recurso la búsqueda del trabajo online se duplicará en 2011.

- La contratación de trabajadores online de las empresas fuera de Estados Unidos va a dispararse en 2011.
Como vemos, quizá desaparezca la literalidad de la expresión "fuga de cerebros". Es una realidad y un riesgo, pero si tenemos en cuenta que el salario de esos trabajadores iría a parar directamente a sus comunidades de origen, puede convertirse en una solución a muchos problemas.

Quizás no te hayas fijado, pero el periodismo no aparece entre ellas. Es responsabilidad de los periodistas hacerlo posible. Las empresas ponen el soporte, pero no sólo la extensión de la noticia digital convierte al tratamiento de la información en algo mucho más flexible.

Un estudio de Pere Masip, Javier Díaz-Noci, David Domingo, Josep-Lluís Micó-Sanz y Ramón Salaverría; titulado Investigación internacional sobre ciberperiodismo: hipertexto, interactividad, multimedia y convergencia, (.pdf muy interesante), además de dar algunas claves del entorno digital, menciona un aspecto muy interesante relacionado con el periodismo y los blogs:
Sin duda los blogs han multiplicado las voces que conforman la actualidad periodística, cubriendo espacios descuidados por los grandes medios (Lowrey, 2006; Domingo; Heinonen, 2008), pero no han cambiado la esencia de la práctica profesional. Los bloggers que no son periodistas se resisten a definirse a sí mismos como agentes de cambio o como competencia hacia los periodistas (Matheson, 2004). Cuando buscan consolidarse como autores de referencia, reproducen rutinas propias de la profesión, en lugar de crear nuevas (Lowrey; Latta, 2008). Los periodistas con blog tienden a reproducir las rutinas y valores tradicionales del periodismo (Singer, 2005; Robinson, 2006).
Esta es mi propuesta a la crisis. Se aprende practicando seriamente. Sólo hay que tener suficiente tiempo para dedicarse a uno mismo.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall