jueves, 9 de septiembre de 2010

Connecting

connecting, enchufe
(Vía Izismile)

Realidad Aumentada

La realidad aumentada es un tema que hemos tocado ya varias veces en el blog. A continuación intentaré hacer una especie de síntesis de su evolución y los últimos avances que pueda conocer alguien como yo, es decir, que están al alcance de todos gracias a internet.

¿Qué es la realidad aumentada? La wikipedia puede expresarlo mucho mejor que yo.

¿Para qué sirve? Eso es lo más fascinante, lleva poquito tiempo funcionando pero ya se pueden ver utilidades espectaculares. La mayoría de vídeos son en inglés, pero las imágenes son bastante explicativas.

Comenzamos.

La primera vez que escuché el término "Realidad Aumentada" fue en unas jornadas de diseño en la universidad, y era algo parecido a esto:





Un hombre puso un recuadro impreso en un folio delante de una webcam de las que venden a todo el mundo en las tiendas de informática y aparecía algo en 3D; una torre Eiffel, un coche, incluso una animación, como en el ejemplo. Así empezó todo.

Posteriormente aparecieron programas para crear aplicaciones y para recibir y manipular esa información del exterior. Para que esto sea posible, se debe asignar información a objetos reales o puntos geográficos (waypoints o POIs) para que pueda ser procesada por otro programa cuando sea captada por la cámara.

El siguiente vídeo nos muestra cómo crear objetos de realidad aumentada, como el del ejemplo anterior, con los programas FLARToolkit y Adobe Flex. Los que no hayan programado nunca quizás se asusten un poco:




(Cuando escribe "//" y el texto aparece en verde, significa que es un comentario y, por tanto, no influye en el resultado final, es orientativo y suprimible.)


Otras herramientas para crear aplicaciones de realidad aumentada son Wikitude (que ha organizado un concurso de aplicaciones) o ARToolKit , ATOMIC Authoring Tool y ATOMIC Web Authoring Tool, como ejemplos de software libre. El siguiente vídeo muestra cómo crear una aplicación con Wikitude:






Gracias al desarrollo de la tecnología móvil, con los Iphone, Android y demás smartphones, llevar una cámara en todo momento se ha convertido en una realidad y los buscadores de realidad aumentada se han extendido. Los buscadores dividen toda la información que pueden obtener de la imagen que está captando la cámara en capas, de forma que cada capa es un canal. Los datos que aparecen en la pantalla varían según la dirección gracias a una brújula magnética.

Por ejemplo, Wikipedia, Twitter o un canal de restaurantes, a través del cual accedemos a los servicios que ese canal nos ofrece: ver historia de un museo cercano, quién ha actualizado twitter recientemente a nuestro alrededor, o el menú de un restaurante, precios, espacio libre en el local,....

Estas capas limitan el número de servicios, sin embargo, son útiles a la hora de organizar qué datos queremos que aparezcan en la pantalla, que de otra forma sería un nube de puntos incomprensible.

En el siguiente vídeo se explica el funcionamiento básico de un buscador desde un balcón cualquiera.





Los aplicaciones de búsqueda de realidad aumentada más populares y de descarga gratuita son:

Layar; con el mayor número de capas actualmente: 312.





Junaio, que ha hecho posible la realidad aumentada en revistas y sellos postales





Wikitude World Browser: una especie de enciclopedia.


TAT Augmented ID: enfocado a las redes sociales. Puedes seleccionar las redes sociales en las que estés registrado para que sean públicas y "acompañen tu cara" en todo momento.





Google Googles: permite buscar fotografías tomadas con el móvil en internet y reconoce y traslada texto impreso a texto digital.





Esto es sólo el principio.

Aún muy pocos usuarios conocen las utilidades de esta tecnología, en gran medida debido al salto tecnológico que significa hoy día tener un smartphone. Ese aparato que nos acompaña hace tiempo que sirve sólo para llamar quedará obsoleto en menos de una década, de hecho, ya se puede llamar gratuitamente a nuestros amigos de Facebook desde un smartphone. Tampoco se puede decir que haya muchos programadores en el mercado laboral, lo que está claro es que en los próximos años no les faltará trabajo.

Pero, como toda tecnología, también tiene sus riesgos. En el caso de Tat Augmente ID, el hecho de que nuestras redes sociales aparezcan a nuestro alrededor, pone de nuevo en la mesa las políticas de privacidad de datos; sobre todo para los niños.

Más incontrolable aún es el uso de la realidad aumentada en mapas, que permite ver en tiempo real un vídeo que se esté grabando desde cualquier parte del mundo, ¿y si cada esquina tuviera una cámara? ¡Qué digo, en las grandes ciudades ya las hay! Cualquiera que pudiera conectarse a esas cámaras podría ver en todo momento qué ocurre, quién sabe si saber la edad de cualquiera que pase ante ellas, las fotos de su boda, las fotos de sus borracheras, sus tweets, sus últimas compras en Amazon...

Lo único que está claro es que nada volverá a ser como antes.

Una vez más, para lo bueno y para lo malo, el límite es nuestra imaginación.



¿Bailas?

Yo no. Yo salto y grito. Muevo la cabeza y choco. Y sólo cuando la música lo requiere, es decir, cuando me gusta incontrolablemente. No lo negaré, no sé bailar. Nunca lo he intentado seriamente y creo que nunca lo conseguiré. Obvio.

Creo que bailar, en el sentido hermoso de la palabra, de ritmo, de coordinación, es algo que no quiero perderme, supongo que por eso nunca he bailado, porque me encanta ver a una mujer bailar. Además, soy de los que suelen tener una cerveza en la mano. Sí, ¿por qué no? Mi excusa perfecta es que soy un macho español.





Pero si eres un hombre y quieres perfeccionar tu contoneo para dejar boquiabierta a alguna muchacha cervecera, según un estudio, debes poner especial énfasis en los movimientos amplios y variados del cuello y del tronco, que al parecer "son signos de fuerza, de flexibilidad y de vitalidad". Por razones menos claras, son también decisivas la amplitud del movimiento de los hombros y de la muñeca izquierda, y la velocidad de desplazamiento de la rodilla derecha. Yo todavía no consigo imaginarme cómo se baila eso, pero intenta no partirte una pierna o desnucarte en el intento, a esas horas en urgencias sólo trabajan hombres de más de cuarenta años ("es que mi niño es muy mono"), aunque si te sirve de consuelo, algunos cuentan muy buenos chistes (¿verdad Niko?). Y "deja de reírte" :)

 ---  

Actualización: 8/9/12  -  1:47

La prueba de que el baile forma parte del código comunicacional de todos las culturas.




¿Matt Harding viajó a través de muchas paises, solo comenzó a bailar, y filmó el resultado? Resultó ser que no.

Maus

Hablando con Sandra ayer en clase, recordé una de las obras maestras del cómic que he tenido el placer y la oportunidad de leer. Algunos supongo que ya lo conocerán.


Maus, comic, Pulitzer
El contexto histórico es la segunda guerra mundial, concretamente cuando alemanes comenzaron a perseguir y a asesinar judíos. Es un mundo de ratones, gatos, cerdos, perros, ranas,... perfectamente humanizados. No quiero dar muchos detalles sobre la historia porque es brutal y los peores ladrones son los que roban momentos de éxtasis. He leído alguna crítica y dicen que lo peor es el dibujo (para los que estén acostumbrados al manga o al estilo americano); personalmente, no lo creo, es un dibujo sencillo pero la construcción de las viñetas, cargadas en su justa medida de instrumentos narrativos para hacer imposible la duda de quizás no pasar de página.

Compré el cómic porque me lo recomendó Ram y es el primer y hasta ahora único cómic que ha ganado el premio Pulitzer en 1992 (y estudio periodismo...); quizás gané algo: a medida que llegaba al final era consciente de que mi mano izquierda soportaba más peso que la derecha... y sentí una angustia desangelada al ver que la historia llegaba a su fin, el final no era lo triste, era el no poder compartir más tiempo con aquellos personajes, saber qué sería de ellos a partir del "FIN".

Espero que lo disfrutes.

(Por cuestiones ajenas no he podido embeberlo desde otra web, así que tendré que buscar otra forma de hacerlo, espero no tardar mucho)

Hasta entonces, podéis leerlos en otra web:


Más información sobre la edición española.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall