lunes, 3 de marzo de 2014

Salvador Jacinto Polo de Medina


Los naranjos


Pomos de olor son al prado
en el brasero de sol
estos naranjos hermosos,
que ámbar exhala su flor.

Perpetua esmeralda bella,
donde, en numerosa voz,
mil parlerías nos canta
el bachiller ruiseñor;

entre cuyas tiernas hojas
las flores que abril formó
de estrellas breves de nieve
racimos fragantes son.

Metamorfóseos del tiempo
que, en dulce transformación,
hará topacios mañana
lo que son diamantes hoy,

a cuyas libreas verdes
dan vistosa guarnición
ramilletes de cristal,
fragantísimo candor.

Rico mineral del valle,
adonde franco nos dio
oro el enero encogido;
plata el mayo ostentador.






© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall