lunes, 11 de octubre de 2010

Trote


Jeremy Mayer ha creado esta imagen compuesta exclusivamente de partes de máquinas de escribir antiguas. No es muy difícil imaginarse, recordar, el sonido de su trotar bajo los dedos.

Por suerte, los meñiques sobrevivieron a las "QAZ ZAQ" y "PÑ- -ÑP".

Poco a poco disminuyen las edades en las que nunca se hace tarde...

Ropa

No suelo gastar mucho dinero en ropa. Me gusta coleccionar agujeros en los calcetines, me permite saber qué se siente con el dedo gordo estrangulado en un anillo indestructible, saber qué significa esa situación socorrida por el símil. Hacer de cada grieta o lametazo de lejía un símbolo.

He sido heredero y prestador, y he sobrevivido a tantas modas que nunca he sabido qué ropa comprar. De hecho, este verano, de compras con mi tía, ha sido la primera vez que he decidido qué comprar en base a la pregunta más femenina que conozco: ¿qué ropa me representa?

Resultado, una camiseta de un Godzilla escupiendo fuego amarillo con lunares rojos,... Supongo que no la he comprado porque me gusta que me regalen lo que tengo, y mi madre y mi abuela regalan mucho más si vamos al mercadillo. Y yo tan contento.

En esto de regalar ropa, no hace mucho mi hermana se superó con una camiseta de Doraemon, traída desde latitudes orientales, con el siguiente texto en la etiqueta:

"A t-shirt is more than just a t-shirt. It´s an expression of who you are. Where you´ve been. What you love. That´s the UT philosophy."

"Una camiseta es más que sólo una camiseta. Es una expresión de quién eres. Dónde has estado. Lo que amas. Esa es la filosofía de UT (la marca)"


Pero el diseño no es todo lo que define una prenda de vestir, también su proceso de fabricación.

Una vez llegados a este punto, uno recupera vagamente de la memoria el biotejido , celulosa bacteriana que podríamos cultivar en nuestra casa.

Esta entrada pretende seguir en este camino, descubrir las nuevas formas de crear nuevos tejidos más allá del algodón, lino, seda,... e infinitos materiales sintéticos.


El diseñador español Manel Torres (.pdf) ha pasado diez años de su vida investigando para obtener el Fabrican (fabric in an aerosol can), un aerosol que fija una mezcla de fibras de algodón, polímeros y disolventes.

camiseta, t-shirt, spray, graffiti(Vía Izismile)

Se seca al entrar en contacto con la piel, por lo que una vez terminada su obra, puedes llevarla puesta o lavarla sin que sufra desperfectos. Y lo que es aún mejor, si no quedamos satisfechos con el resultado, puedes volver a utilizar el material para una nueva creación.

camiseta, spray, t-shirtEsto, además de abrir la puerta a un mundo infinito en las posibilidades del diseño, permite que pueda ser utilizado para otros fines, como son productos para la cicatrización de heridas, tapicerías resistentes a las manchas o una silla para dejar de fumar.





Una de las tecnologías más innovadoras utiliza rayos ultravioleta para fundir capas de polvo termoplástico reciclable sin ningún tipo de desperdicio del material base. Según creJiri Evenhuis, fundador de Freedom of Creation, "en vez de fabricar las telas por metros y luego proceder a su cortado y cosido para realizar el producto final, se podría utilizar la impresión 3d, lo cual convierte la necesidad de aguja e hilo en un concepto obsoleto”.

Actualmente se están desarrollando estructuras textiles flexibles, que gracias a un software especializado, convierten los datos tridimensionales corporales en tejidos que se adaptan como una segunda piel. De esta forma, podremos fabricar la prenda perfecta para nosotros.

¿Cómo? El siguiente vídeo muestra el proceso de fabricación del "Punch Bag", diseñado por Janne Kyttanen.


3D Printing Process: 'The FOC Punch Bag' from Freedom Of Creation on Vimeo.


Esta nueva forma de fabricación abre un abanico de posibilidades que, como no podía ser de otra manera, ya se está aplicando al cine.

Un ejemplo, la fabricación del traje de Ironman 2:





SOFTWEAR

No quería terminar esta entrada sin comentar otra característica más que define una prenda de vestir un tanto más curiosa. ¿Qué es capaz de hacer? Lo primero que me viene a la cabeza es la típica camiseta con un ecualizador, o el recuerdo Álex Dodge, creador de unos zapatos que acumulan la energía producida al caminar.

Pero tampoco hay límites, sólo hay que saber un par de truquitos, nada que no aparezca en el libro (gratuito y en inglés) OpenSoftwear (.pdf). En él se explica cómo construir hardware electrónico con circuitos blandos, lo que han llamado “softwear”, (del inglés “soft”, blando y “wear”, ropa).

Por ejemplo, aprendemos a instalar pulsadores en la tela o en botones, leds,... y dispositivos de sonido. Con los que podremos crear ropa con un sin fin de aplicaciones, como esta curiosa corbata-piano:

soft circuit keyboard tie from Maureen Grant on Vimeo.

(Vía Gizmodo)


PROTECCIÓN SOLAR

Pero no debemos olvidarnos de la funciones primordiales de la ropa, protegernos del frío y del sol. El primer problema es una cuestión de capas, capas y capas de tela; el segundo, sin embargo, es un poco más complicado.

Para que nos hagamos una idea, según David Poletti, dermatólogo y profesor,

"se han realizado múltiples estudios para determinar la más adecuada, según la eficacia de su porosidad, peso, espesor y color: las camisetas de algodón protegen 15 UPF (menos que una crema antisolar 15 SPF), y si están húmedas o mojadas, aún menos. No ha sido sencilla su homologación, y lo mismo sucede con gafas o lentes antisolares, ni potenciar el efecto. Algunas empresas tienen en el mercado productos de elaboración propia. El Cibafast-Cel es un absorbente que aporta un UPF mayor de 40 que se añade al color de la ropa, no produce dermatitis de contacto y resiste a los lavados. El Tinosorb-S (Bis-etilhexiloxifenol metoxifenil triazina) produce una absorción de UV muy amplia, y la ropa queda impregnada durante el lavado. Mientras más se lave, más protección antisolar adquiere la ropa. Se han comercializado prendas tratadas con ácido ferúlico, que absorbe más de 90% de las RUV y otorga también más protección contra Staphylococcus aureus."


El próximo paso es la fotoprotección biológica, una vía de fotoprotección que no combate el sol ni bloquea sus rayos, sino que usamos otros microorganismos para minimizar el efecto cancerígeno que la radiación posee. Una es la endonucleasa 4, una enzima altamente protectora.


El color, visto está, es lo de menos.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall