viernes, 2 de septiembre de 2011

Pesadilla

Sábanas de exilio

Un beso me tapó anoche
los labios.
Durmió posado
como una estrella sobre la noche.

Me dijo en sueños
que me quiere
feliz sobre su vientre.

Me dijo
amor
justo antes de despertarse.

Una sed de grietas
extendió mis brazos sin tocarte, de repente
lo espantó
como un fantasma de hedor;
desangelado, voló el frágil velo
como si jamás hubieses formado parte
de esta cama ancha.

¡Yo te destierro
beso irrecuperable!



SpNt2005 - 27/8/11

Dejar de fumar


Ahí va una ración de estrategias para dejar de fumar.

Cuenta una historia de unos fumadores en un bar... una leyenda para aquellos que aún no entiendan por qué a veces hay más gente en la puerta del Mundo Paralelo que dentro. 
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall