viernes, 17 de diciembre de 2010

Cien

Ayer pedí los 100 libros después de cobrar los 600 euros del taller de cortos :)

Tardarán 15 días aproximadamente. El precio por unidad es de 5 euros (4,95). El paquete pesa 2 kg. Ahora tengo que decorar mi maletita negra, adoptada.

Cien son muchos.

Con una inversión inicial de 518 euros (495 más impuestos), e ingresos totales de 260 más 500 euros (poco más de un 50% de beneficio) . Puedo regalar 50. En ebay se venderán a 10 euros (gastos de envío incluidos).

Debería hablar con librerías (lo venderían a 12,5 y su beneficio depende de la cantidad que compren). Esto de ir siempre por cuenta propia no puede ser tan bueno.

Pronto entrevista en el programa "Un idioma sin fronteras"; de Radio Exterior (RTVE).

:)

Competencia

chino vendiendo cervezaAl empujar la puerta, desterró la capa de aire templado que cubría la superficie exterior. El brusco descenso de temperatura la arrastró por el paso de peatones hasta que sus moléculas se esparcieron por todas partes. En la esquina, un chino bajito con los ojos rasgados (chino) exponía su exclusiva selección de cerveza "flía" (traducción: congelada como su puta madre) sobre una caja de madera, astillándose de frío.

Un hombre salió del bar. El chino, desmotivado por lo silencioso de la madrugada de miércoles, vio en este acto una oportunidad perfecta para posicionar su mercancía. Descogeló su mejor sonrisa, pero la tribu de los flyers estaba preparada.

El chino levantó la mirada y se disponía a ofrecerle una "celveza". Habían tomado los balcones y bajaron con arneses destrozando un par de maceteros. "¡Jerónimo, los geranios!", sería la letra del cacareo que despertaría a Jerónimo la mañana siguiente.

El hombre, con experiencia en técnicas de venta, acosado por los hombres armados con cartoncitos de colores, abrumado ante el evidente vértigo que sufría uno de los "asaltantes", que se balanceaba en el aire mientras dos más intentaban sujetarle; continuó calle arriba, riendo para sí mismo.

El chino, estupefacto, no había tenido tiempo de reaccionar. Su sonrisa se había congelado y no podía volver a su cara de chino serio, pero estaba preocupado, había descuidado el estudio de la competencia. Estaba indefenso.

La única solución era aprovechar aquel espacio desértico antes de que la tribu de los flyers volviera a preparar otra emboscada, declararles la guerra.



(Te toca, Sarró xD)

Autorregeneración


(Vía Science Daily a través de FayerWayer)

El pasado 7 de diciembre, en el Journal of Applied Physics, Henry Sodano y sus compañeros investigadores de la Arizona State University publicaron un estudio anunciando el descubrimiento de un material que no sólo es sensible al daño en materiales estructurales, como la piel electrónica (e-skin); también es capaz de curarse a sí mismo.

El objetivo del desarrollo de "estructuras autónomas adaptativas" (autonomous adaptative structures) es imitar la habilidad de los sistemas biológicos para sentir la presencia de daño, detener su progresión y regenerarse a sí mismos, igualito que nuestros huesos.

El nuevo material utiliza polímeros, minúsculos hilos de moléculas unidas, como "memoria de forma" (shape-memory) con redes de fibra óptica implementadas, que sirven para detectar el daño y activar los estímulos térmicos que señalan el inicio de la curación.

Un láser infrarrojo transmite luz continua a través de fibra óptica; cualquier daño desvía la luz, por tanto, sirve para localizar el material dañado, después lo endurece y estimula los mecanismos de cura.

El sistema es capaz de aumentar la dureza de una muestra 11 veces. Después del endurecimiento, la rotura puede ser cerrada utilizando el efecto de memoria de forma; y hacer recuperar la forma a un 96% respecto a la original. Además, una vez el daño ha sido reparado, el nuevo material es aproximadamente cinco veces más duro que la muestra original.
© Lo supe en cuanto te vi
Diseño de Maira Gall