martes, 25 de enero de 2011

Acta Verbum Nº 4

Lleva ya más de un mes publicado en Acta Verbum, pero como pronto empezaré a maquetar el número 5 y necesito motivarme, recordar de dónde viene todo esto (y a pesar de no haber publicado el número tres en el blog), lo comparto.




Era época de exámenes y la verdad es que se puede mejorar en muchos aspectos. Aunque espero que la información que contiene os parezca relevante.

Ahora toca nº5, que todavía no tenemos enfoque, y un especial ;)

Selector


(Vía La espiral)

"Nunca hemos tenido tanta información y nunca hemos estado tan incomunicados"

Ferrán Montesa, director general de Le Monde Diplomatique

Hablaba hace poco con un amigo sobre lo poco que aparecen profesores de mi universidad en documentales o estudios sobre temas que sí encuentran respuestas en profesores de otras universidades. Este vídeo parece haber sido producido por alumnos, pero obtienen respuesta directa por parte de profesores de la URJC a los principales retos a los que se enfrenta el periodista digital.

Empieza igual que El futuro de las noticias :)

En definitiva, todo lo que sepas sobre informática e internet es bueno; pero cabe destacar la labor selectiva del periodista. Nos toca decidir qué es lo más interesante, sin límites de tiempo, espacio, formato y público. El reto es hasta dónde somos capaces de llegar.


NOTA: Estoy de acuerdo con la cita de Ferrán Montesa, pero cree que lo que aparece en primer lugar en los buscadores es lo más visitado; y no es así.

¿Quién controla los mercados?


Eso explica aparentes paradojas como que, según la consultora británica TABB, el 'trading de alta frecuencia' supusiera el 60% de los intercambios de títulos en EEUU y el 40% en el Reino Unido en 2009, pero sólo alcanzara un volumen de negocio de 16.000 millones de euros. La mayor parte de las operaciones de este tipo son de autocartera, o sea, realizadas con fondos propios (no de los clientes) por los bancos y fondos.

[...]

La transformación de los brokers en una especie en peligro de extinción. "Los bancos están reemplazando a todos esos intermediarios que les cuestan millones de dólares al año con ordenadores", explica Aldridge. Un ordenador como los utilizados en HFT no cuesta más de 1.000 euros. A su vez, programarlo no sale por menos de 225.000 euros, si bien normalmente la cifra real es mucho más alta. En todo caso, esas cantidades son inferiores a las de un 'broker' que cobra fácilmente 2 ó 3 millones de euros cada año;

(Vía El Mundo, gracias a Manuel Fernández)

¿Eso no es robar?
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall