domingo, 8 de agosto de 2010

Lava

Bésame

El paladar se deshace,
se retuerce de placer
en tus labios de chocolate fundido.
Al volcán no le suda el aliento
con cualquier cosa.
El calor rompe a llorar las venas
en su encierro de distancias comprometidas;
el pálpito de caramelo, quebrado,
de memoria glacial.

No me beses
si no es para enseñarme
a caminar sobre canela en llamas.

No me beses.

No me arrastres a los incendios de tu cuerpo
si piensas soltar mi mano,
dejar el sol empedrado de infiernos.



6/8/2010
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall