miércoles, 15 de julio de 2015

Overview Effect



El efecto Overview es difícil de describir.

En Primaria, en Conocimiento del Medio, se estudiaban los planetas, cómo se originó la vida y de qué estaba hecha la Tierra. Me gustaba tanto porque me ofrecía respuestas a preguntas que es muy difícil plantearse sin que te las pongan delante.

Me preguntaba cómo era posible que los libros estuvieran seguros de que el primer ser vivo salió de un "caldo primigenio". Cómo podían saber que había núcleos y mantos, que explicarían la tectónica de placas, cómo habían cavado tan profundo. Cómo podíamos saber que navegamos en una piedra casi redonda atravesando el espacio.

Hace unos años vi Galileo y hora estoy leyendo un monográfico sobre Galileo (bestial) y no fue cosa fácil. No de ver ni de deducir, pero sí de reconocer. El peso de las instituciones religiosas y filosóficas sobre las nuevas ideas es algo que ha existido y existirá siempre, y se llevará el bienestar o incluso la vida, de muchos por delante. Giordano Bruno se atrevió a plantear la idea de infinito en un planeta colonizado por realidades encapsuladas. Galileo tuvo que retractarse.

Galileo



Y sin embargo... se mueve (Documanía)




Está claro que todo cambia, también a nivel personal, cuando reconoces que no todo gira alrededor de la Tierra, y por tanto, no lo va a hacer alrededor de ti. Que tú no giras alrededor de una estrella dorada o un dios, que como mucho eres satélite de otros planetas antes de que desaparezcas o desaparezcan, y des vueltas alrededor de coordenadas vacías para comprender el universo desde su perspectiva. Inevitablemente navegante mientras las piezas continúan cambiando en forma y dirección a tu alrededor en un equilibrio de fuerzas hasta ahora inexplicable.

No recuerdo la primera vez que vi una imagen del planeta. La más vieja que recuerdo es una foto de mi tío de niño, en una mesa de informativos con un globo terráqueo de madera. La impresión que me causó esa foto es inexpresable. Mi tío parecía yo, con unos cuantos años más, tomada muchos años antes.

Es cierto que se ven las fronteras, y que me ven desde el espacio, que brillo cuando kilómetros de plástico reflejan la luz del Sol. Ni la muralla china... que dicen.

Pero también es cierto que se ve que el desastre climático está empezando a borrarlas.

Paleta


paleta vincent van gogh, paleta pintores, paletas pintura artistas




Cuando un artista muere, sus obras aumentan de valor. No se podrán crear más, aunque sus bocetos, pruebas, ensayos y errores sean infinitamente mayores en número que los cuadros, poemas, canciones, danzas, etc. que se guarden en la memoria sináptica, física o virtual de sus primeros visionarios. Cuando sólo eran jóvenes y tenían de todo menos miedo.

Todos saben qué pasa con las obras inéditas: que dejarán de serlo. Pero más atrás aún queda un estudio, un sinfín de papeles arrugados y tachados en la papelera con una involuntaria intención suicida del creador, que habría preferido no apartarlos nunca de su cabeza sin haber razonado un poco más, y un poco más, y un poco más... y hasta después de reescritos no aparecen un brazo, una pierna, o cualquier pedazo de carne u órgano que la mente extrae de ese cementerio reciclable, y lo implementa a su vez en una especie de infinitud caduca y olvidadiza, publicada e inversionable, incorregible, irrecuperable para el autor.

Atrás queda el orden, el método, los procedimientos previos que vertebran y ayudan a comprender la naturaleza del resultado.

Ésta es la paleta de Vincent Van Gogh; en el enlace hay paletas muy interesantes de otros muchos artistas: Picasso, entre otros. Éstos son los autorretratos de cómo su cabeza permitió trabajar a sus manos.


The Real New World Order





Hacía tiempo que no podía ver documentales. Los he visto casi todos, sobre la esclavitud moderna, sobre qué pasaría con el planeta si desaparecieran de repente todos los humanos, sobre la producción energética, sobre la alimentación y otras mierdas que desayunamos, almorzamos y cenamos cada día, sobre el control mediático, la doctrina del shock, el miedo... He visto muchos documentales. Sobre el 11S, sobre cómo se genera el dinero y la deuda matemáticamente impagable, sobre las religiones y cómo se copian unas a otras las parábolas que no son más que las historias que se contaban antes de Cristo, por decir un año. He visto documentales de animales, todos los que se pueden ver, y algunas noches sueño con grabar una gran migración de ñúes atravesando la ribera del Okavango en 1512, o en 1110, años en los que la vida salvaje triunfaba y los humanos eran poco más que eso, salvajes intentando dominar a ignorantes salvajes a golpe de antorcha y otros métodos de tortura que se han mejorado y llegan hasta nuestros días. He visto documentales de la historia de las guerras, de la historia de la Ciencia y cómo los olvidados en vida son a menudo más importantes que los padres de herencias millonarias. Son más creativos, más únicos y están mucho más locos, en el buen sentido de la palabra. He visto documentales sobre el nuevo orden mundial, sobre los Iluminati y las teorías de la conspiración, el club Bildelberg y cómo todo está en manos de 100 tipos que controlan 50 empresas que controlan a su vez el resto. He visto muchos documentales y por suerte no me creo todo lo que veo...

Este me parece razonablemente visionario. Y quizás por eso, me gustaría que lo vieras. Como tantos otros...

Espero que les guste.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall