miércoles, 10 de noviembre de 2010

Smile!



(Una maravilla, gracias a Carmen, violinista)

Humo

"Ignoro totalmente qué es poesía. La olfateo, donde creo que está, y disfruto apasionadamente de ella. Como creador, aunque no sepa definirla, sé para qué me sirve: para decir (intentar) lo que no se puede decir. Es el humo resultante de la quema de un cuerpo que no recordamos qué era. Tarea de locos ésta de empeñarse en modelar el humo, en articular palabras que digan más de lo que dicen, que informen (vía lógica) y persuadan, contagien, seduzcan (vía mágica). El poeta, apunta, pero nunca sabe si dio en el blanco. Ni siquiera está seguro de dónde estaba la diana.

Respiramos poesía, como respiramos oxígeno, aunque no lo advirtamos. Sin ella no podríamos vivir. Viene esto a cuento de eso que tanto se dice y repite, a veces con amargura, otras con desdén, por muchos poetas: "la poesía es para unos pocos, no se venden libros de versos porque no gusta". Por la misma sinrazón podría afirmarse que la música no gusta, pues es innegable que son muy pocas las partituras musicales que se venden."

José Hierro, poeta.

Fragmento de un breve ensayo
publicado en el libro ¿Qué puede la poesía?

(Todavía no lo he llevado a la biblioteca...)

Desmemoria

Los olvidos

El tocador
es pequeño
no ocupa más
que las cavidades de las olas
al respirar.

La maleta
es adoptada,
las lleva la corriente
para recordar los naufragios,
los espacios inhabitados

los olvidos

para no arrastrar
una lista de la compra
para devolver reproches,
sólo sirven para eso.




SpNt2005 - 29/10/10
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall