martes, 16 de noviembre de 2010

Giro

Tocan a la puerta. Nadie quiere abrir. Todo apunta a que un pomo comenzará a girar en breves instantes. Nadie quiere mirar.

No gira.

Ni gira.

Se aprietan las mantas contra dientes y algunos ojos se cierran, los párpados se arrugan. Van a entrar. Y lo saben. Tarde o temprano. No recuerdan si era una pared lo que quedaba a sus espaldas, pero su inmovilidad la convierte en atrezzo innecesario. Sigue sin moverse el marrón de la puerta, ni el dorado redirige a nuevos puntos la luz. No se mueve el pomo, ni las cuencas de los ojos.

Tocan a la puerta.

Acta Verbum Nº 2


Día 16, número 3 terminado. Ya puedes leer el número 2.

:)

Mis secciones:

Ciencia: Cáncer y nanomedicina (pág. 5)
Tecnología: El esqueleto de Internet (pág. 8)

Afinando errores, pero todavía queda...


© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall