martes, 24 de abril de 2012

¡Cómo pasa el tiempo!

Os presento dos hijos del fotógrafo Frans Hofmeester.

Lotte: 0-12


Vince: 0-9


Estos dos vídeos se han realizado con la técnica de stop-motion. Se añaden imágenes fotográficas separadas en el tiempo. A diferencia de un vídeo acelerado, no hay un continuidad entre fotogramas (24 por segundo de cadencia en cine), por lo que no hay una relación temporal directa entre una imagen y su predecesora o posterior.

No es la primera vez que nos preguntamos cómo cambiamos. Cómo ha pasado nuestro tiempo para el espejo. En 2006, un señor llamado Noah empezó este vídeo con imágenes durante un período de 6 años.


Y parece que nos interesa, en este caso, tiene más de 22 millones de visitas. En el caso de los niños (dejando a un lado el interés fotográfico de su padre), Lotte tiene 2 millones y medio en una semana y Vince 156.000 en apenas cinco días.

Lo difícil en este tipo de vídeos es mantener un ritmo constante de actualización, una foto al día o a la semana, por ejemplo. Según el proceso que queramos acelerar, es importante que el tiempo entre fotografías muestre un cambio y que éste refleje los subprocesos intermedios.

¡Cómo pasa el tiempo!
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall