viernes, 13 de agosto de 2010

Energía

Hace cosa de seis meses, cuando este blog era aún un simple trabajo de clase tomado en serio, publiqué tres entradas sobre el clima:
En el primer capítulo, en un tono más literario que científico, presenté por primera vez los documentales de la BBC, de Planeta Tierra, que posteriormente volví a enlazar en una entrada posterior sobre la resurrección de las especies.

En el segundo capítulo di mis argumento a por qué creo que el reciclaje no es una solución, y expongo una de las imágenes pilares en mi creencia de que el sistema de organización social actual, el económico, tiene sus días contados: la pirámide de crecimiento demográfico. Al menos.

En el tercer capítulo entramos de lleno en los gases de efecto invernadero y en la inmensa "sopa" de plástico de entre cien mil y trescientos mil millones de toneladas de desperdicios que las corrientes acumulan en el Pacífico Norte, con una superficie dos veces mayor al territorio de España. En mitad de las ajenas aguas internacionales.

Es un tema que ha ido yendo y viniendo por mi cabeza pero que no ha tenido un seguimiento constante por mi parte. Este es el momento de hacer un resumen.

Sin embargo, si tenemos en cuenta que el cambio climático que viene provocando el aumento de la temperatura media del planeta depende en su mayor parte de la producción energética por encima de la producción industrial, dedicaremos la siguiente entrada a ver los avances tecnológicos en el ámbito de las energías renovables.

Según un informe titulado "Perspectivas de la Demanda Energética Mundial y Posibilidades de la América del Sur y Argentina", publicado el 19 de mayo de 2009, el año pasado el mundo consumió 15 terawats de energía al año (1.5 x 1013 vatios), con un valor de 6 trillones de dólares (en base a precios de 2007), lo que representa un 10% del PIB de 2007. Y crecerá. Se estima que en 2015 se consumirán 100 millones de barriles diarios frente a los 86,5 millones de este año y en 2030 el consumo aumentará un 50% respecto a 2009. Este aumento vendrá marcado por el crecimiento de los países asiáticos, especialmente China, que ya es el máximo consumidor de energía del mundo.

Este aumento en el consumo ha animado a los gobiernos a invertir en energías renovables, lo que da cabida a la esperanza:

Quizás la solución para dejar de emitir tales cantidades de CO2 a la atmósfera esté en el mayor generador de energía eólica: “Aerogenerador X de Eje Vertical", que generará a partir de 2014 (cuando termine de construirse) 10 megavatios la hora, cuando actualmente el mayor generador produce 7. Sobre el mar, como el mayor parque eólico marino, instalado en Dinamarca.



10MW Aerogenerator X © Wind Power Limited & Grimshaw from Wind Power Limited on Vimeo.

O un sistema en la conversión de la energía solar que mejora la eficiencia de los paneles solares un 55%, que además, ya pueden ser flexibles. Todo gracias a la “emisión termoiónica mejorada de fotones” (PETE), que "consiste en recubrir un material semiconductor con una fina capa de cesio, lo que le permite aprovechar tanto la luz como el calor. De esta manera, al contrario que los paneles solares normales que disminuyen su eficiencia cuanto más se calienta, estos mejoran cuanto más calientes".





Si a esto le sumamos la tecnología que ha hecho posible la primera central solar que genera energía hasta por la noche; almacena tal cantidad del calor generado por el sol que incluso durante la noche genera energía, gracias a sales fundidas con la capacidad de conducir la temperatura incluso a 550 grados centígrados. Archimede es su nombre.

O la primera central de energía maremotriz, que con un proyecto de obtención de energía gracias a "cometas submarinas" cada una de las cuales se espera que genere 500 kilovatios de potencia. También estará listo en 2014.



O la energía undimotriz (de las olas), una fuente capaz de producir bastante energía a partir de las olas del mar y producir hasta tres veces más energía que con cualquier otro dispositivo existente.

O pilas que se agitan...

O mejor, la primera central térmica de carbón que no emite CO2, su nombre, FUTUREGEN; y entrará en funcionamiento en EEUU en 2012 y que, con una potencia de 250 MW y emisiones nulas de CO2, proporcionará energía para 1500 hogares.


Todas estas opciones invitan al optimismo, pero yo seguiré pensando lo mismo; sí, quizás la obtención de energía a partir de recursos naturales es la mejor opción, pero no sé qué pasará con el mundo cuando cada ciudadano del mundo quiera comprarse un coche; ya no sólo por la energía, también por los recursos materiales... quién sabe si ese momento llegará algún día, y si llega, que haya sido gracias a que cada gobierno tenga su bomba atómica. Si es que llegamos.

Protagonistas


(Vía China Hush a través de Antropology)

Este es un "retrato familiar" de los 56 grupos étnicos de China. El fotógrafo Chen Haiwen ha liderado recientemente un equipo de 14 fotógrafos para crear un libro titulado "Harmonious China: A Sketch of China's 56 Ethnicities" (Armonía China: Un dibujo de las 56 etnias de China). El equipo viajó durante 2008 y 2009 alrededor de toda China para completar el proyecto. Cuando terminaron, se habían tomado más de 570.000 fotografías y fotografiado a más de 150 personas.

Todas las fotografías pueden verse también en este slideshow o el siguiente vídeo:


56 culturas, sólo en China. Las imágenes muestran desde los aperos de labranza hasta instrumentos musicales. La base y la cima de cada una de estos pequeños grupos que han encontrado en una forma de vida particular su manera de sobrevivir a lomos de este planeta que cada vez parece más pequeño, más cercano.

He elegido esta foto por el niño. Todos miran a un niño inquieto, que parece intentar escabullirse de los brazos del hombre que lo sujeta. Y todos lo miran sin importar todo aquello que a nuestros ojos pueda parecer un disfraz diferente al que tú llevas puesto. Todos lo miramos.

La inocencia es siempre la protagonista perfecta.


---
Actualización: 6/1/2010 - 17:29

The Genetics & Lingui9stics of Central Asia



mapa etnias asia centralMapa de etnias de Asia Central

Esperanza Ortega


En la hora desnuda

En la hora desnuda
sólo eso
un segundo de luz y paraíso

de aquellos que la amaron
sabe los rostros mudos y su temblor de ala
todos
juntos
abran el cofre y vea ella
esos diamantes escondidos

libres
al fin del cepo las palabras
que mansamente caigan esos copos
de nieve

sin red
en un segundo blanco
sobre el regazo de su mirada cobijados

de par en par
las dos puertas abiertas

sólo
un paso
decir adiós así

que el saco no se cierre
sin librarle a la voz de sus cadenas

tacto
y aire

encuentre allí esa voz
sus zapatos perdidos

al fin cerrado el círculo del mundo

en la hora desnuda
sólo
eso
un segundo de luz
y paraíso.






P. ¿Qué representa para usted la poesía?

R. Algo que va conmigo desde siempre… como aspiración, como anhelo. La poesía es la ilusión y la esperanza; el mejor poema aún no lo he escrito. Saber esto te empuja a seguir caminando. No recuerdo cómo era el tiempo en el que yo no tenía este deseo de concertar palabras, de expresar con ellas algo que está aquí y que no se ve, de hacer real lo que parecía una quimera.
Aunque la poesía también es peligrosa, hay que tratarla con mucho respeto, con cuidado, como si fuera una hermosísima bomba de relojería. Hay gente que se cree que la poesía sirve para pasar el rato, que los poetas estamos para entretener las horas perdidas. Y no es así. La poesía es riesgo, te empuja a internarte en lugares peligrosos, a hacerte preguntas sin respuesta, a mirarte en espejos comprometidos… pero también te ofrece un espacio de arena para descansar. Cuando terminas de escribir un poema te preguntas dónde estás, como el náufrago, adónde te ha llevado la marea. Es la gran aventura.

... implica un concepto, el de carrera literaria, que no va conmigo ni con la poesía. La carrera implica una meta posible, una competencia con los otros corredores, un camino predeterminado… La meta de la poesía es incierta, no creo que otros poetas busquen lo mismo que yo. Yo soy la única que puedo escribir mi poema, por eso no hay competencia posible.

Los poetas se pasaron siglos y siglos sin saber lo que era la rima. No lo sabía Safo, la primera poeta de nombre conocido, ni Horacio, ni Virgilio… En la Edad Media la rima servía para que el público analfabeto recordara de memoria el texto, por eso todo se escribía en verso entonces, la narrativa, el teatro y la poesía. Sólo la poesía se escribe hoy en verso, aunque también haya poesía en prosa e incluso poesía visual. Ahora un poeta puede hacer lo que quiera, hay una gran libertad. Y la rima ya no es obligatoria. Yo no he escrito nunca con rima mis poemas, aunque siempre he escrito en verso. (...) El problema no es encontrar rimas, el problema es tratar de que la poesía no se escape mientras te entretienes buscando las rimas.

Francisco Pino, un poeta al que yo quiero mucho, dijo una vez: “La poesía no se comprende, la poesía prende como una llama”. Yo no comprendo la poesía, ni quiero comprenderla. La poesía nos habla de una verdad que no se explica con el lenguaje habitual, de comunicación. Es la palabra de la naturaleza, de los insectos, de la arena o de la eternidad. Lo personal, que está en el origen, deja paso a otra presencia, a otra verdad que aparece al escribir. Puedes escribir el poema más alegre del mundo estando tú muy triste, puedes escribir algo armonioso cuando estás enfadadísima. Pero sin este enfado o sin esta tristeza no hubiera habido poema. El sentimiento es el aldabón que llama a la puerta de la poesía. Cuando abres la puerta… todo se transforma. Las metamorfosis no se comprenden, son inadmisibles, pero ahí están. Vicente Huidobro decía: “¿Por qué cantáis la rosa, ¡oh poetas! Hacedla florecer en el poema”. Eso es lo que persigue el poeta, que la rosa florezca, que las palabras dejen de pertenecer al lenguaje.

(Leer entrevista completa)

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall