miércoles, 23 de junio de 2010

Nomenclatura

Sólo busco una cosa, hacer de mi vida una historia interesante.

En lugar de irme por las ramas y seguir expandiendo este blog hasta límites insospechados, me gustaría hacer una breve reseña de cada uno de los cajones de este armario, líneas de esta dirección, universos dentro de este universo.

Hace poco que he decidido ser bloguero, así que también intentaré justificar los porqués para hacer lo más interesante posible esta entrada.



Nomenclatura

Desde un punto de vista temático general, hoy por hoy, el blog intenta ser escaparate de mis inquietudes en tres ramas distintas: Literatura (poesía principalmente), Tecnología y Medios de Comunicación Digitales (Internet), y yo (con mis curiosidades y defectos).

Empecé este blog como una forma sencilla de obligarme a escribir, de guardar lo que pienso de una forma prácticamente ilimitada informativa y temporalmente hablando. Mi intención inicial era crear un blog estrictamente personal con contenido literario, lo que me llevó a organizar el contenido en base a la longitud y naturaleza de mis escritos:

- Líneas de agua: frases cortas que puedan resultar curiosas o anecdóticas. Posteriormente, esta categoría se nutriría también de citas de libros que estoy leyendo o encontradas en otros blogs. Pueden ir acompañadas de una breve reflexión.

- Burbujas: breves escritos en prosa poética, construidos a partir de una situación sencilla con el fin de expresar un sentimiento o una idea.

- Ríos de tinta: mi poesía.

- Reverso del espejo: mi poesía llevada al plano temporal, ya sea en vídeo o audio.

- Leyendas: cuentos.

- Lluvia: historia dividida en varios capítulos. Quería darle forma a una historia un poco más larga y participativa, los propios lectores de la web a través de una encuesta opinaban sobre cómo querían que continuara la historia, lo que me daba tiempo para expandir una idea basándome en un detalle al gusto del lector. La serialidad era, en principio, de un capítulo por semana, pero al final se alargó un poco.

Poco a poco empecé a darme cuenta de que escribir era algo que podía hacer con cierta frecuencia, pero debido a trabajos de clase (este blog nació como tal) debía relacionar las entradas entre sí. Pensé en escribir una historia según varios personajes, a lo Crónica de una muerte anunciada, pero iba a resultar demasiado complejo y habría que agregarle posteriormente el contenido audiovisual (lo que viene a ser escribir durante una hora y media con alrededor de doscientos cincuenta dedos tecleando a mi alrededor), así que me puse a pensar, y de tanto pensar salieron:

- Charcos de barro: reflexiones personales en torno a la supervivencia de la especie, con argumentos sacados en su mayoría de la sociología, antropología, economía, tecnología y cotidianeidad. Una especie de teoría de la Humanidad desde un punto de vista tribal. Se tocan contenidos informativamente más definidos y contextualizados. Mi perfil de ensayo filosófico y periodístico.

- Dulce de afluentes: textos a medio camino de la reflexión y la ficción, aunque con una intención de compartir la experiencia creativa y los "trucos" o "vaguezas" propias de mi ejercicio personal de escritura. El objetivo es que escribas.

Son entradas relativamente largas que pretenden dar pie a un debate, aunque es algo que aún no ha llegado a ocurrir.

Complementarias a todas estas categorías, surgieron otras relacionadas con diversificar el contenido del blog, empecé por la rama literaria y poco a poco, con categorías marcadas por la forma y no por el contenido, abrí el abanico en busca de curiosidades o información que me pareciera interesante en internet. Éstas son:

- Retazos de océano: Poesía de otros autores cuya estructura es nombre del autor (título del post), obra en la que aparece la poesía que se muestra con enlaces al libro concreto (a ser posible) o a otras poesías del autor, la poesía en el idioma original y la traducción (en caso de no estar escrita originariamente en español) y curiosidades respecto a la obra o al autor: canción inspirada en ese poema, fragmentos de entrevistas realizadas por el autor,... No hay fotografías para que sólo haya voz.

- Psicofonías: Fragmentos de audio del doblaje de películas. Es la parte más afín a mis inquietudes audiovisuales; no llego a decir de qué película es cada fragmento, aunque el título sirve como pista.

- Parpadeos: Imágenes.

- Cascadas de luz: Vídeos.

Estas dos categorías nacieron por varias razones: hay contenido visual y audiovisual digno de formar parte de un post, simplemente, sin ningún comentario que añadir; me facilitan hacer el blog mucho más atractivo visualmente, muy seco a primera vista sólo con contenido literario; y por último, me permite actualizarlo más fácilmente en base a alguna imagen o vídeo que me resulte curioso.

Para terminar, tres categorías particulares:

- Meandros: textos en su mayor parte autobiográficos y sacados directamente de mi presente. Cuando empecé a publicar me dí cuenta de que no había ninguna razón para seguir el blog, simplemente era un cajón de historias inconexas; así que quise aportar mi personalidad a través de mis experiencias cotidianas para darme a conocer como individuo y utilizar mi experiencia como enlace que susurra los pasos intermedios entre una locura y otra.

- Lo supe en cuanto te vi: categoría creada exclusivamente debido a la publicación de mi primer libro y dentro de la cual se engloba todo lo relacionado con éste.

- Web and Journalism: Esta es la última, y no sé si definitiva, categoría creada y tiene como objetivos aportar contenido de otras webs o reflexiones propias en torno a Internet y al periodismo online desde un punto de vista real ¿Qué está pasando?¿Qué pasará? Y ¿qué influencias tendrá en la vida de la gente? Para ello traduciré algunos textos del inglés (finalmente me he decidido a aprender) sacados de los blogueros más importantes a nivel internacional (o eso intentaré), con twitter como herramienta primaria para colgar los enlaces a webs interesantes que vaya encontrando en mi camino.



¿Cómo resultar interesante?



Estoy leyendo mucho para ir mejorando mi blog, y depende de demasiadas cosas.

La mejor forma que he encontrado es simplemente que a mí me parezca interesante, al menos para ir empezando. He preferido que esté a mitad de camino entre la creación propia de contenidos y la difusión de otros para compartir contenidos curiosos o especialmente relevantes y mi gusto por los blogs.

La primera parte podría decirse que va bien, intento variar la longitud de las entradas para darle dinamismo a primera vista e intento no dejar demasiado abandonada una categoría. Intento publicar una entrada de cada categoría al menos una vez cada dos semanas para que el visitante pueda seguir una en concreto cada cierto tiempo sin dar lugar a que piense en el abandono de mis funciones. He diseñado algunas estructuras básicas en el contenido del blog (como el tamaño de los reproductores de vídeo, por ejemplo) para darle una forma visual más compacta y hacer posible que sin ver a qué categoría pertenece cada entrada, podamos intuirla visualmente. Temáticamente, prefiero ir a un contenido más pedagógico o artístico que político, en cualquier caso, desechando una visión partidista y desde una perspectiva ideológica absolutamente personal.

Los enlaces tienen tres funciones:

- Servir como puente para acceder a las fuentes de información y jugar con ellos en el caso de contenido literario.
- Dar consistencia a mi ideario personal. Utilizo los enlaces internos para crear referencias a significados concretos o situaciones que deben ser tomadas desde un punto de vista personal.
- Organizar varias entradas en torno a un tema concreto (por ejemplo: El desarrollo del suicidio -trabajo de clase-)

Lo último que he añadido han sido banderitas con enlaces al traductor de Google para que el idioma no sea en ningún caso una barrera (aunque no sea una traducción perfecta, imagino que con el tiempo irá mejorando); y los enlaces a redes sociales para que el blog pueda ser compartido en Facebook, Twitter, Buzz, Digg y Delicious. Aunque aún no conozco lo suficiente la plantilla como para poner un enlace en cada entrada. El futuro son las redes sociales y una de mis intenciones es generar flujo a través de ellas.

Poco a poco están convergiendo las herramientas de las redes sociales y actualmente, en términos de información dentro de un blog, se ha perdido la noción de hacia dentro y hacia afuera. Los directorios son listas de enlaces de amigos, que además reportan buenos resultados en las búsquedas de la araña. Las redes sociales posibilitan al mismo tiempo atraer visitantes, dejar un rastro de los mismos (a través de "Me gusta" o comentarios) y exportar nuestro contenido fácilmente de nuevo a la red social, principal expositor de lo que está conociendo o experimentando un amigo nuestro, que puede recomendarnos algo directamente, de una forma personal. Esto hace posible una difusión viral y genera un flujo permanente en torno a una comunidad. Entre los usuarios se desarrolla un sentimiento de pertenencia en torno a un proyecto en el que participa activamente con sus comentarios, encuestas, votaciones,...

No sé cómo lo haré porque soy yo, es mi cara y mi vida la que está ahí... y suena extraña la palabra comunidad en un mundo globalizado; aún así, sólo pretendo aportar algo interesante ya sea en el contenido o en la forma.

Y no parar, aportar contenido cada día. Pepe Cervera, el profesor culpable de todo esto, me comentó que son necesarias al menos tres actualizaciones al día... complicado si no hay mucho tiempo ni fuentes. Ahora estoy con las fuentes externas, pero ante todo, intentaré mantener mi opinión personal, mi perspectiva de la realidad, encontrar trozos en esta nube que puedan resultarte interesantes sin perder mi estilo.

Tengo dos años para encontrarlo.

---

Actualización: 28/9/2010 - 4:43

Avances en el blog (sobre organización de módulos, técnicas de optimización de buscadores y cómo va a seguir esto)

Muchas gracias.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall