sábado, 24 de septiembre de 2011

Diana

"Abre la puerta". Sí, eso me dijo. Me dijo que la abriera porque quería estar a este lado, porque quería estar conmigo; desapareció un rato y después me dijo que estaba harta de estar al otro lado. De imaginarse lo que estaba viendo. Quería saber qué había detrás de esa puerta. Quería ser ella la que tirara los dardos.


dardos, dardo, diana

Pasajero

Transfusión de pasajeros

Aterriza el avión
como una pluma
sobre un terremoto.

Gira su cabeza para encontrar
su hueco en mitad del nido,
conectan el cordón umbilical
y nos convertimos en linfocitos;
la nueva nodriza ilumina
nuestros rostros dirigidos
por números infinitos.
Esta vez hemos llegado
sanos y salvos
a otra parte del sistema nervioso.

Comienzan a pasar efecto
los defectos de las pastillas
para el mareo.

Volvemos a ser impulsos electromagnéticos.



SpNt2005 - 27/8/11
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall