lunes, 2 de noviembre de 2009

Otoño

No entiendo por qué en estas fechas todas las calles siguen igual. Cada humano de cada calle, de cada casa, de cada habitación debería lanzarse a la aventura.

Cada poeta recorrería su barrio con un taco gordo de folios escritos y una lata de pegamento de brocha; cada pintor haría de un contenedor de reciclaje de vidrios un nuevo planeta, los actores harían cola en las puertas de los colegios dispuestos a arrancarle una sonrisa a cada niño, cada músico iría una vez a la semana a la puerta de la panadería a ensayar para alegrarles el día a los vecinos...

Quizás el mundo seguiría igual. Las noticias conocidas sólo serían las manchadas de sangre y seguiría ajeno al telediario el gran acontecimiento que implica un abrazo de una madre a su hijo,... Pero al menos este otoño que no acaba sería un poco más bonito.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall