domingo, 16 de enero de 2011

Vergüenza

"Desde los trabajos de Max Scheler en este aspecto, sabemos que la vergüenza cumple un función claramente protectiva en el amor. Su tarea es la de impedir que algo se convierta en un simple objeto, un objeto para curiosos.

En este sentido, podríamos decir que el amor se alimenta a base de no observarlo. El amor huye de la publicidad, ya que el hombre tiene miedo de que lo que hay sagrado en él se vea profanado al hacerse público."


(Disponible en la Biblioteca del campus de Vicálvaro de
la Universidad Rey Juan Carlos)

Primera parte de la introducción de mi primer libro.

Perspectiva



(Así es como los científicos ven el mundo)


No significa que los científicos lleven un dispositivo de realidad aumentada para descifrar el paisaje, aunque es una cuestión de tiempo...

Creo que la belleza es una cuestión de equilibrio, armonía, y como dijo un compañero de clase, coherencia. El lenguaje de las matemáticas es sumamente abstracto a simple vista, pero los números son los conceptos que conectados entre sí permiten la comprensión de una gran parte de nuestra realidad; son lo invisible que nos permite argumentar el origen y destino de lo que vemos. Los ángeles no tienen sastre.

"La realidad, pues, se ofrece en perspectivas individuales. Lo que para uno está en último plano, se halla para otro en primer término. El paisaje ordena sus tamaños y sus distancias de acuerdo con nuestra retina, y nuestro corazón reparte los acentos. La perspectiva visual y la intelectual se complican con la perspectiva de la valoración. En vez de disputar, integremos nuestras visiones en generosa colaboración espiritual, y como las riberas independientes se aúnan en la gruesa vena del río, compongamos el torrente de lo real."


Extraído de El espectador.
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall