miércoles, 1 de diciembre de 2010

Anatomía

ilustracion medieval, anatomia
=(Imagen oriental con más calidad)

La perspectiva ha existido desde los orígenes de la comunicación, el inicio de los códigos, el desarrollo de la estructuración abstracta, figurada, que nos ha traído hasta aquí.

Observar desde unos mismos ojos tantos otros no deja de ser algo que me debía a mí mismo.

La ilustración de la izquierda forma parte de la primera disección humana documentada de Japón (1750). Forma parte de la edición de 1754 del libro titulado Zōzu, de Tōyō Yamawaki.

Aunque las disecciones humanas habían sido previamente prohibidas en Japón, las autoridades le permitieron diseccionar el cuerpo de un criminal ejecutado en nombre de la ciencia.

La ilustración medieval en Occidente (imagen superior), por otra parte, era normalmente rígida y esquemática; y no procedían de la observación directa.

La mayoría de manuscritos médicos fueron producidos durante la Edad Media, sin embargo, la mayoría eran copias de los trabajos de Galeno, considerado el padre de la anatomía; o de los restos de obras griegas. Esta imagen en concreto es de estilo icónico, representativo de la época. La técnica de la perspectiva y la profundidad aún no había sido desarrollada.

(Occidente: Vía Ars Anatomica)
(Oriente: Vía Pinktentacle)


La imagen de la izquierda es una hoja suelta con puntos marcados para extraer sangre con éxito (flebotomía) y la cifras de la obtención. Estos datos comenzaron a recogerse de personalidades europeas a finales de la Edad Media. Problablemente pertenece al siglo XVIII.

En la derecha, una figura frontal que muestra el sistema circulatorio. La figura está estrechamente relacionada con las habitualmente asociadas al tratado Tashrīḥ-i Mansuri sobre la anatomía humana de Ibn Ilyas, que trabajó en Shiraz (Irán), a finales del s. XIV; también se considera perteneciente al siglo XVIII.



Romeo Castellucci

Del ciclo de la tragedia endogonidia es un nombre difícil de recordar. Pero Romeo Castellucci no se me olvida. Es algo increíble. Los símbolos caen por todas partes con la delicadeza de un invierno. Te rodean en algo para ver en pantalla panorámica, como se vive en la realidad, porque es eso, es teatro. Todo ocurre en el mismo espacio en un corto espacio de tiempo a un ritmo sensorial vertiginoso paralizado por el neutro, la actividad desde la tranquilidad, sujetar el tiempo.















Aquí gracias a Álex, mi compañero de piso, director de teatro :)
© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall