miércoles, 15 de octubre de 2014

Escrito


Para que me escriba un poema

Para que me escriba un poema
he soltado el lápiz,
me han arrastrado los pies hasta mi puerta
de lo bello: frágil.

Vida es lo breve, lo otro es leve.
Apenas copos de clima hermético
en este piélago acristalado. Este
trágico. Presuntuoso agitar de nieve.

¿Qué sujetan estas manos?
¿Qué guardan, qué sostiene?

Para que me escriba,
me he cortado los dedos
y la lengua, me han mutilado
los dulces labios y la escasa vista.

Esto soy, se supone, lo que respira.
El amor, cierta edad, tan deprisa.
Volver es llegar tarde, irse
a ningún sitio es quedarse.

Para que me escriba,
me he propuesto escribir sobre ella
una poesía verdadera.

Mientras tanto, mientras
este extraño poema me escriba
mientras su poesía quiera.





SpNt2005  - 15/10/14

Apréciese la vaguedad propia de la inconstancia de los últimos meses: "Vida es lo breve...", "El amor, cierta edad...". La métrica fonética y la grutalidad gramatical: "Este trágico.". Imagen de bola de cristal nevada (artilugios de la infancia).

Apréciese el permanente doble sentido: que un poema escriba sobre mí, que ella me escriba.

Sorpréndeme también donde "Volver es llegar...": tArdE + iRSe = quedARSE

Más es cierta ambigüedad.



© Lo supe en cuanto te vi
Diseño de Maira Gall