lunes, 22 de febrero de 2010

Clima: un tema global (I)

Es un tanto absurdo razonar el por qué empecé a escribir sobre un tema u otro, por qué comienzo nuevas tribus con títulos necesarios de una profusa lectura para entender su naturaleza individual dentro de este pequeño planetita. Prometo no hacerlo.

Digo esto porque plantearé una minisección dentro de Charcos de barro, la tribu indefensa, opaca, de una nocturnidad esperanzadora; la que más vías implanta con el resto del universo de internet, la que se basa en todos los vectores comunicativos de la realidad. Este pequeño experimento vendrá a profundizar en una entrada posterior: "Los porqués", las razones por las que, de una u otra forma, temblaron mis dedos al unísono del palpitar del sistema, comenzó la búsqueda de mi lugar dentro del que parece será el definitivo ecosistema, el artificial, el único capaz de mantener el ritmo de expasión de nuestra especie a costa del resto.

Uno de los muchos toques de atención respecto a dónde vamos por este camino lo recibí en Granada, acompañado de buenos amigos y gracias a la BBC, la televisión pública de Gran Bretaña, más concretamente a un documental producido por esta institución símbolo de objetividad y rigor informativo (conscientes de lo inalcanzable de la perfección); PLANETA TIERRA. Sumamente enriquecedor. No sólo por los aspectos técnicos que a menudo desviaban mi atención más que el contenido, y lo habrían hecho súbitamente de no ser por el contenido mismo. Tiene un planteamiento particular, en lugar de clasificar los capítulos por vegetales y animales (mamíferos, reptiles, aves,...), jerarquiza los capítulos por ecosistemas por lo que contribuye a ver claramente cómo cada ecosistema representa un círculo cerrado en el que conviven las diferentes especies que conforman la cadena trófica. Todos sobreviven gracias a todos.

Pero aprovechando esta sección quería compartir con vosotros los tres capítulos finales de las serie, para mí, los más importantes, en los que se aborda el problema ecológico que provoca el funcionamiento y desarrollo del sistema y que, desde un prisma totalmente nuevo, representa un peligro para que dentro de unos años no se puedan rodar los mismos acontecimientos masivos que han tenido lugar y se nos han mostrado con una indescriptible belleza durante los capítulos anteriores.

Disfrutadlos.

El futuro, conservación y desarrollo (Sólo primera parte)



El futuro, ecosistemas en peligro (Sólo primera parte)



El futuro, especies en peligro (Sólo primera parte)




© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall