jueves, 23 de septiembre de 2010

Dot



(Vía Caffeine!)

Todo en este cortometraje dirigido por Ed Patterson and Will Studd y producido por Aardman Animations, creadores de Wallace and Gromit; es más pequeño de lo que parece.

Su protagonista, Dot, mide 9 mm y han sido creadas con una impresora 3D, la única tecnología que hoy día permite crear objetos tan pequeños sin perder definición. ¿Creadas? Así es, se diseñaron y fabricaron 50 versiones diferentes de Dot, demasiado pequeña para ser manipulada como normalmente se hace en stop-motion. Se pintaron a mano mirando a través de un microscopio. Ahora es cuando a uno le viene a la memoria aquellas tardes pintándole los ojos a las figuritas de Warhammer con un pincel de un solo pelo...

En todo caso, el cortometraje de stop-motion más pequeño del mundo ha sido rodado con un Nokia N8 (12 megapíxeles) con un pequeño microscopio incorporado, el CellScope. A continuación podéis disfrutar el making off en el que lo explica todo hasta el último detalle, una auténtica maravilla.





Si te ha interesado cómo se producen cortometrajes en stop-motion, quizás pueda interesarte también cómo se hizo Accumulonimbus.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall