lunes, 20 de junio de 2016

Fraudicidio


Un país llamado fraude

Hay quienes cobran la baja
mientras trabajan,
y quienes trabajan
pero nunca cobrarán paro.
Hay quienes se dan de alta
y no trabajan
y quienes son pobres y/o trabajan
y/o como esclavos
y/o sin contrato.

Política de empleo
sin empleados:
política de intermediario.

No hay dinero para ideas-migaja,
pero cada mes se descorcha una tarta
de cincuenta pisos
cimentada en facturas falsas.

Allí anidan los buitres de corbata,
allá donde mil bocados no destacan.

Hay quienes trabajan toda su vida
pero no gastan: ahorran, guardan
para los hijos de los hijos.
Hay quienes gastan lo que no ganan
porque antes se derrocha lo inmerecido.

¿Qué empresario contrata una semana al año?
¿Cuántos enchufados maman de un autónomo?

El que más rápido gana
más invierte en abogados;
el que más pronto pierde
más impuestos le ha costado.

Hay quienes muerden día tras días
y ocultan los dientes dorados
entre los cómplices de su mafilia.

Otros, víctimas y verdugos,
hartos de mendigar en misa
pasan el día entre asesinos,
arrepentidos de robar gallinas.





fraude fiscal, evasion de impuestos, lavado de dinero, blanqueo de dinero


No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall