jueves, 14 de enero de 2016

Hermano del término


Juegos de lenguaje

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente.


Yo significa espejo.

Una ciudad habitada por tantos
sujetos abiertos,
a veces, omitidos a un párrafo.

La casa es una casa
si se usa como casa.
Si no, es un edificio,
un desahucio, una estafa
al arquitecto, al vendedor
de cemento, al que coloca
los ladrillos. Un museo
sin importancia.

Yo no es el espejo de yo mismo.
Tú siempre serás distancia.
Él, irremediablemente ajeno.
Nosotros, el refugio.
Vosotros, vecindad del enemigo.
Ellos, mafia inagotable.

La frontera son alambres
de miedo filtrando el acento
de quien no es mesurable
por los números de su atuendo.

Yo: soy un hermano del término.
Innecesario se dice. Se define
a un extremo del significado.
Yo como metáfora del margen.

Amor: centro de mi vocabulario,
Sol de mi sistema sintáctico,
ortografía de mis labios.

Contigo,
poeta es más sinónimo,
yo significo espejo.


No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall