martes, 19 de julio de 2011

Resto

Perdón de resto

Y el agua se pone fría
para que nadie la toque.

Perdón
por todos,
incluido el resto.

Por formar parte,
responsable de la irresponsabilidad
de ser niño y querer seguir siéndolo
crecido.

Por confiar en los mismos
e ignorar a los otros
que no son resto más que mío.

Perdón por mí mismo,
rebuscar en los significados
que no pertenecen a otras vidas
para nacer de sentidos sin nombre
y creerme acertado,
sin pretender ser más claro
que un reflejo de luna sobre charco,
puro y contaminado.

Siento ser yo el que escribo
y no otro el que viva
también
después de muerto.

Perdón por sumar por temor
al resto.



SpNt2005 – 23/6/11

En un tren Madrid-Almería.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall