jueves, 14 de julio de 2011

Observación

No vienes porque me quedo

No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.

Me miras como si fueras tú
la que te está mirando
y me escondes bajo las mangas
como un reloj atrasado.

Tarde, llego tarde
a mirarte con estos ojos tuyos,
tarde y fuera del calendario
de besos apostados sin recibo.

No hablo
porque espero a tu vocabulario
entre matorrales silenciosos,
a la orilla de un parque de fuentes de risa
y árboles de otoño.

No vienes porque me quedo
a mirarte desde lejos
para no doblarte las páginas
del vestido, la piel, los ánimos
que me callo.

No hablo porque me miras
como si fueras tú
el ángel que nos está mirando.




SpNt2005 – 23/6/11

En un tren Madrid-Almería.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall