martes, 12 de octubre de 2010

Tacto

Sí, es cierto, no puedo negarlo, he escrito un libro, de los de verdad, aunque parezca mentira.

Sabía que este momento llegaría, tarde o temprano; sólo había que dar los pasos, caminar el camino improvisado y tocar el papel, leerme en 15x21. Esperaba con mucha ilusión este momento, di saltos de alegría cuando vi el paquete, mientras lo abría, en cuanto lo vi... Y la siguiente media hora aproximadamente...

Sólo falta pagar 46 euros (más...), hacer click en "Hacer público" y ya está volando lejos de mis manos, ya ha terminado todo... No; entrevista, presentación, entrevista, preguntar a librerías por si quieren venderlo, y seguir. Aunque no tengo ni idea de cómo... una soledad me da ganas de llorar y no sé muy bien por qué...

Debería estar escribiendo sobre lo afortunado que soy, lo que quiero a mis padres y agradecerle a mis maestros haberme dado esta oportunidad, decirme a mí mismo que he sido capaz, lo he conseguido; estás ahí, no tirado en el sofá viendo la tele, estás aquí... Gritarlo a los cuatro vientos.

Pero antes, necesito saber por qué me da pena, esperar, palpar qué significa todo esto...

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall