lunes, 19 de septiembre de 2011

Evolución histórica

Como bien ha delimitado Joan Manuel Tresserras (1994), una historia de un medio de comunicación, como sea la prensa, la radio o la televisión, cuanto menos debería contremplar al menos cuatro aspectos principales:

1. Una evolución histórica del momento de la producción; o sea, de las características, del soporte material, de los oficios implicados, de su calificación técnica, de su condición social, de la organización empresarial y de la importancia relativa del sector, de las presiones y del control político del sector, como el régimen jurídico o el margen de decisión.

2. Una evolución histórica del objeto y del producto prensa, es decir, de las rutinas en el trabajo periodístico, del tratamiento de la información, de las características morfosintácticas de las comunicaciones, de los contenidos, de la tematización, de las maneras de presentar la información.

3. Una evolución histórica del momento de la distribución; esto es, la incidencia de la distribución poblacional sobre la situación de los centros editores de prensa, la identificación de las estructuras comunitarias constituyentes de un sistema de comunicación, la evolución general de la red de vías de comunicación que posibilitan el transporte, de los puntos de venta especializados, o si es un tipo de medio que hay que pagar por obtenerlo.

4. Una evolución histórica del momento de la recepción; es decir, la determinación de las correspondencias entre clases y grupos sociales y el consumo de las modalidades de prensa diferente, la determinación del grado de culturización y alfabetización, y el papel que ha jugado.


Extraído de Para investigar la comunicación, Josep Lluís Gómez Mompart (Capítulo 3)

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall