domingo, 1 de noviembre de 2009

Proyecto de poeta

Y me atrevo a llamarme poeta

Leo, leo para darme cuenta
de que no recuerdo qué escribí.
He olvidado, me he suicidado.
Todo por un presente en el que he perdido
toda vía que me enlazara al pasado.
Llevo demasiado tiempo sin sufrir,
sin escribir con lágrimas y borrarlas con carmín,
porque ya tengo unos labios delgados
y un corazón abierto como refugio.
Así es la vida de los poetas desterrados de la infelicidad.
Así es un artista frustrado que se ha cansado
de buscar excusas, de hallar razones,
se ha cansado de quejarse y dejar su rastro
de ilusiones perdidas en otros corazones.
Ahora me toca a mí, ahora me toca a mí sufrir
y dejar de patentar el dolor bajo el pseudónimo de poeta.
Sólo escribo, recuerda, sólo escribo,
la putada es tener que pasar página
y hacerlo sólo cuando ya no se puede leer nada,
porque aunque lo niegue me da miedo el paso de las hojas,
me da miedo porque quiero que tú seas mi final.


SpNt2005 - 29/11/08

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Lo supe en cuanto te vi
Maira Gall